(23/11/2016) Los abogados de la empresa  Dow Jones & Company, Inc, propietaria del periódico estadounidense Wall Street Journal, presentaron a la Corte del Distrito Sur de Nueva York un Memorándum Suplementario de Derecho donde piden desestimar, de una vez por todas, la segunda demanda enmendada presentada en contra ese medio por el diputado venezolano, Diosdado Cabello Rondón, ya que la misma mantiene los mismos errores de fondo y forma que aparecieron en la versión original y que el tribunal ordenó corregir.

Los abogados  Katherine M. Bolger y Jeremy A. Kutner, del escritorio jurídico Levine Sullivan Koch &  Schulz LLP, señalan que a pesar que la juez le dio a Diosdado Cabello una segunda oportunidad para corregir la demanda, “el demandante, ha vuelto a fallar en rectificar sus fatales defectos”.

wsj_articulo_diosdado

Dice el memorando que lo más revelador de la última versión de la demanda es “que en ninguna parte, Cabello alega que la declaración factual real en el artículo objeto de la demanda es falsa”.

Vale recordar que Diosdado Cabello demandó al WSJ por un artículo publicado el 18 de mayo de 2015, donde varias fuentes afirman que el dirigente chavista está siendo investigado por agencias del gobierno federal por su vinculación con el narcotráfico.

Cabello dice que las afirmaciones “son falsas” y que la publicación “le generó pérdidas, no sólo de índole moral, sino económicas”. Agrega que su reputación se vio manchada por las afirmaciones falsas del reportaje.

Dios dado planteó en su programa con el Mazo Dando, “el artículo contiene información falsa y alegatos difamatorios según los cuales el demandante estaría involucrado en actividades relacionadas con el tráfico de drogas y lavado de dinero”. Sin embargo este lenguaje tan directo no lo reflejó en ninguna de las demandas presentadas.

En los tres intentos de someter la demanda a los tribunales (la primera versión y dos enmiendas) los abogados de Diosdado Cabello han fracasado en argumentar que la información en la que se basa el artículo es falsa. Es decir, que el parlamentario no está bajo investigación federal.

Dicen los abogados que Cabello debe explicar que las investigaciones en su contra por parte de las agencias estadounidenses no se están realizando, o no existen, y por tanto las afirmaciones que se hacen en la publicación son de alguna manera falsas.

Cabello también fracasa al alegar -adecuadamente- que existe una malicia real por parte del medio de comunicación al momento de hacer la publicación, elemento clave en una demanda de difamación, dice el memorando.

Dicen que la demanda intenta cuestionar la “descripción” de la investigación, pero no niega la existencia de la misma. En el fondo, queda claro que Cabello Rondón no puede alegar que la afirmación central del artículo es falsa, por lo cual su reclamación por difamación debe ser desestimada por el tribunal.

Pareciera ser que todas estas enmiendas con errores son actuaciones deliberadas del diputado y ahora moderador del programa “Con el mazo dando” con el propósito de que su demanda sea desestimada y así poder afirmar más adelante que con el imperio no se puede hacer nada.

Con información de Maibort Petit

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: