(02/12/2016) La masacre de las 12 personas en Barlovento, estado Miranda, es un caso que pica y se extiende, debido a las torturas a las que fueron sometidas las víctimas y por estar implicados 12 funcionarios de las “gloriosas” FANB.

Entre estos funcionarios que detuvieron por este hecho se encontraba el teniente coronel del Ejército, José Ángel Rojas Córdova, quien estaba al frente del supuesto Operativo de Liberación de Pueblo (OLP), donde masacraron a las víctimas que fueron halladas en dos fosas, una ubicada en el sector La Marturetera y la otra en Araguita, de los municipios Brión y Acevedo, respectivamente.

Córdova era el comandante del Batallón Caribe Camacaro 323, que está implicado en estas terribles muertes.

Jenny Díaz, madre de Rafael González, uno de los sobrevivientes de la masacre manifestó este martes en la Asamblea Nacional (AN) que a su hijo se lo llevaron los funcionarios militares el 16 de octubre. “Los funcionarios pasaron con las armas. Se lo llevaron descalzo. Desde que lo montaron en la patrulla le pegaron con la peineta. Fueron muchos días de tortura. Le metieron corriente hasta por sus partes íntimas”, dijo.

Asimismo reveló que quien ordenaba las torturas a su hijo era el teniente Córdova. “El teniente pidió él mismo meterle la corriente. Mi hijo me cuenta que el oficial le decía: Échemele un bañito”.

También aseguró que a su hijo le dieron droga luego de colocarlo junto a otros tres detenidos en una celda donde los mojaron y “les lanzaron una bomba lacrimógena”.

Relacionados  Tres GNB presos por exigir a comerciante Bs. 1.200.000 para entregarle vehículo recuperado

El Cooperante

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: