(06/12/2016) A las 6:31 pm la renuencia a asistir a la mesa de diálogo se mantenía en la Mesa de la Unidad Democrática. Primero Justicia y Acción Democrática exigían el cumplimiento total de los acuerdos por parte del gobierno, aunque Un Nuevo Tiempo alegaba la importancia de mantener un espacio para reclamarle a Miraflores y poner en marcha la salida electoral. El partido Voluntad Popular desde hace días desmeritaba cualquier intento de dialogar con el gobierno.

La oposición se reunió el fin de semana y ayer durante todo el día hasta altas horas de la noche. Y por ahora se mantiene la idea de hablar solo con el enviado del Vaticano y los facilitadores y no con los representantes del Ejecutivo, por lo que se descarta la instalación formal de la mesa. La responsabilidad de los reencuentros  recaería en Jesús Torrealba y Timoteo Zambrano, revelaron fuentes. Ya Carlos Ocariz (PJ) y Luis Aquiles (AD) recibieron las instrucciones de sus partidos de no asistir al cónclave con el gobierno.

Martín Torrijos, ex presidente de Panamá, está en el país y se espera por el resto de los ex presidentes (José Luis Rodríguez Zapatero y Leonel Fernández) y del monseñor Claudio María Celli en horas de la tarde-noche, lo que fue confirmado por el gobernador de Miranda, Henrique Capriles.

Luego de reunirse con el nuncio apostólico Aldo Giordano, el gobernador de Lara, Henri Falcón, le solicitó al Vaticano no retirarse de la mesa de diálogo y confirmó la posición de la Mesa de la Unidad Democrática: “Si el gobierno no cumple con los acuerdos, como el reconocimiento del Parlamento como poder público, la liberación de  presos políticos y el canal humanitario, no iremos al diálogo”. En caso contrario, Capriles lo sustituirá como representante de los gobernadores.


El Nacional

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: