(07/12/2016) Este martes #6D que prometía estar plagado de noticias y acciones concretas tanto por parte de la oposición como por parte del gobierno, terminó siendo un bluf no de acciones sino de omisiones cuyas consecuencias se pierden de vista.dialogo_6d

Por un lado tenemos a un gobierno enfrentando una inflación rayando en la hiperinflación que por boca del ministro Carlos Faría, supuestamente Maduro anunciaría nuevas medidas económicas y cambiarias que ayudarían a paliar la crisis y a derrotar al dólar paralelo, pero tan pronto comenzó Maduro su cadena nacional, fue evidente que además de mostrar el nuevo reloj que le regalara Putín no habría ningún anuncio ni medida económica de interés que permitiera avizorar un mejor horizonte.

Informó Maduro que el reloj que le regaló Putin fue a cambio de grandes compras de trigo que Venezuela hará a Rusia  que comenzará a llegar en enero. Del resto, la crisis puede esperar. No hay nada que motive a Maduro a cambiar sus pasos de baile de salsa porque no hay oposición que lo obligue.

Por parte de la Mesa de la Unidad – a pesar de las fanfarronadas de algunos líderes de la MUD como Ramos Allup, Julio Borges y otros, que aseguraban en medios que no se sentarían a dialogar porque el diálogo había sido una trampa – en efecto no se sentaron ayer, cumplieron su palabra (risas), pero acordaron conjuntamente con los mediadores tomar vacaciones colectivas y reiniciar el dialogo el 13 de enero.

De esta forma termina el año 2016 sin ningún avance en el camino de la recuperación de la democracia ni en la calidad de vida de los venezolanos.

A última hora del martes se supo que Ramos Allup afirmó que “Apenas cese el diálogo, que debe ser pronto, retomaremos la agenda política”. El presidente de la AN no especificó qué quiere decir “pronto” pues Maduro había afirmado que no permitiría que nadie se levantaría de la mesa de diálogo y que de ser necesario dialogarían hasta el 2017 o el 2018 de ser necesario. Maduro ya ha logrado el objetivo de llevar el dialogo hasta el 2017 ¿Permitirá la oposición que la sigan bailando hasta el 2018?

Por los momentos todo sigue igual. La crisis económica avanza, la inflación sigue rampante y el panorama político no presenta ningún cambio. La Carta Democrática quedó en el olvido, los presos políticos languidecen en sus celdas y Venezuela puede esperar.

7c

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: