esquinascalientes

(08/12/2016) Durante el Gobierno de Hugo Chávez, el casco histórico de Caracas fue el punto de encuentro de adeptos al oficialismo, quienes solían reunirse para compartir y celebrar sus victorias.

Según la publicación de Andreina Domínguez en 2001.com.ve, Manuel Malaver, experto en el área, estima que en este último año ha bajado la popularidad de estas zonas. “Desde febrero más o menos se siente cómo ‘la esquina caliente’, por ejemplo, no es ni la sombra de lo que fue durante el auge del chavismo”.

Según Malaver “Chávez no tuvo tiempo de vivir la decepción de la gente” por su proyecto político, y fue Nicolás Maduro, el heredero del poder, quien se ve responsable “de la ruinas en las que está el país”.

esquinacaliente2

“Pienso que muchos de los que en un tiempo se reunían en los mítines y sitios como la ‘esquina caliente’ se ven afectados por el colapso humanitario, la falta de alimentos, medicinas, la inseguridad, e incluso están haciendo cola para poder sobrevivir”, dijo.

Por su parte, el politólogo Nícmer Evans comenta que en estos rincones del chavismo hay un esfuerzo por mantenerlos “pero en unas circunstancias de minoría”. A su juicio, “es evidente que el poco apoyo que tiene el Gobierno de Nicolás Maduro”.

Apunta que en aquel momento se convirtieron en los autodenominados “espacios para la defensa de la Revolución”, que en principio tuvieron una gran efervescencia.

“Efectivamente eran espacios de encuentro, de debates, de discusión”, señaló.

Evans aceptó que aún hay quienes se unen porque “voluntariamente desean aportar algo a la revolución”.

Sin embargo, lamentó que hoy en día con el “altísimo rechazo que tiene el Gobierno” estos espacios se están convirtiendo en lugares pocos concurridos por estar distanciados de los problemas de la actualidad, “no se debate la realidad”, fustigó.

No obstante, rechazó que estos puntos “se utilicen como estructuras para el aparato ideológico de justificación de absolutamente todo lo que hace el Ejecutivo”, y sin generar ningún tipo de reconocimiento de los grandes errores que éste comete.

Evans coincide con Malaver, en que la gente está ocupada en tratar de sobrevivir y cada día tienen menos tiempo para estos espacios.

2001.com.ve

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: