kreysel

(21/12/2016) Como un ejemplo de lo que debe ser el “hombre nuevo”, el gobierno comenzó a regalar los juguetes “decomisados” o robados a la distribuidora de juguetes Kreisel, de esta forma, institucionaliza el saqueo como política de Estado.

El superintendente del Sundde, William Contreras, haciendo lo que debe hacerse en este tipo de gobiernos “revolucionarios”, obedece órdenes y anunció este lunes que los más de 3 millones 800 mil juguetes “decomisados” a la distribuidora Kreisel están siendo distribuidos a nivel nacional.

“Se está poniendo acento en aquellos territorios donde dice la encuesta del Instituto Nacional de Estadísticas que se tiene la mayor cantidad de demanda y necesidades insatisfechas. Se tomarán en cuenta a niños con edades comprendidas entre 0 y 9 años de edad”, acotó.

Como algo muy natural, el operativo se realiza desde en uno de los galpones propiedad de Kreisel, ubicado en la calle La Guairita de Guarenas, estado Miranda. Los juguetes son distribuidos a través de los Clap comenzando en los estados Vargas, Cojedes, Portuguesa, Aragua, Miranda y Distrito Capital, entre otros.

Dice la nota de CiudadCCS: “Cientos de camiones llegan a cargar los juguetes a los patios de este galpón, que es uno de los dos que tenía la empresa en la ciudad de Guarenas. El 9 de diciembre la Superintendencia de Precios Justos (Sundde) ordenó el decomiso de 3 millones 821 mil 926 juguetes que la distribuidora Kreisel mantenía acaparados en esta ciudad y en la capital de la República”.

Todo este operativo recuerda mucho al Plan Bolivar 2000 que terminó siendo un saqueo a las arcas públicas mientras que este es a un sola empresa que fue saqueada por el gobierno.

Hasta el momento nadie puede asegurar que el caso de Kreisel no sea otro Dakazo que se realizó el año pasado por órdenes de Maduro en donde supuestamente se perjudicaba a la empresa Daka aunque posteriormente se supo que la misma había recibido ingentes cantidades de dólares preferenciales por pate del gobierno durante este 2016.

Independiente de que Kreisel sea o  no otro Dakazo, lo cierto es que el ejemplo que se transmite al pueblo es que el saqueo es política de Estado.

Con información de Juan Ramón Lugo para CiudadCCS.

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: