suegra_merentes

(05/01/2016) Cuando hace un año fueron sustraídos miles de dólares del apartamento propiedad del presidente del BCV,  Nelson Merentes, el nombre que más salió a relucir fue el de la joven Hyser Betancourt, de quien decían era la novia de Merentes a la que el funcionario del BCV la habría beneficiado pagándole varias operaciones estéticas.

Junto a la joven Betancourt, también ocupó titulares su madre, Hylang Machado de quien se decía tenía una gran amistad con Merentes. Aquel caso quedó para el imaginario colectivo porque supuestamente el presidente del BCV al descubrir que los dólares habían sido sustraídos por la joven, mandó a echarle tierra a todo el asunto.

madre_novia_merentes

Madre de la “novia” de Meerentes

Pero en esta oportunidad el nombre que regresa a titulares es el de la madre, la señora Hylang Machado de quien se afirma,  ocasionó un accidente automovilístico donde falleció Génesis Castro de 22 años de edad, la madre de un niño de 3 años.

Según reporta Caraota Digital, un accidente de tránsito ocurrido el pasado domingo 1ero de enero en la recta de Naiguatá estado Vargas, conmocionó a la población de la urbanización El Tigrillo. Génesis Castro, una joven de 23 años falleció luego de que una camioneta Toyota Fortune, placa AG923VA la arrollara. Hylang Machado, madre de Hyser Betancourt “novia” del presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, estaría involucrada en el hecho.

Según refiere el artículo, periodistas de Caraota Digital se apersonaron al lugar, donde conversaron con habitantes de la zona quienes comentaban entre pasillos que “la gente de Merentes fue a sobornar a gente de la zona para que no hablaran”. Unos motorizados que hacen vida en El Tigrillo aseguraron que les dieron “plata” para que el caso no se supiera.  A juicio de ellos, esa es la razón por la cual no existen denuncias. A esos no les tiembla el pulso para quebrar a cualquiera”, dijo uno de ellos quien se negó a ser grabado como testigo..

El hecho ocurrió justo al frente del club Puerto Azul en horas de la noche. La víctima estaba acompañada de su pareja Héctor José Iriarte Domínguez, ambos se trasladaban en una moto Suzuki color negro. Iriarte pudo percatarse de quienes conducían la camioneta que los impactó y con fotografías del número de placa reconoció que se trataba de las allegadas al presidente del BCV.

Los habitantes se conmocionaron con lo sucedido, e intentaron tomar la justicia con sus manos, quemando el vehículo involucrado en el hecho. Los restos de la incineración aún se visualizan en la vía de la recta de Naiguatá, pues el hecho ocurrió apenas en la madrugada del primero de enero. La madre de la joven, Yelina Berroterán manifestó con pesar: “Dios sabe lo que hace, si las tuviese al frente las hubiese quemado con la camioneta”.

madre_genesiscastro

Yelina Berroterán, madre de la joven víctima de 22 años

La versión policial

Un funcionario de la Policía de Vargas que estuvo presente la madrugada del accidente y con quien logramos hablar  vía telefónica, hizo énfasis en que no conocen la identidad de la persona que manejaba la camioneta, pues refirió que cuando llegaron al sitio había huido en otro vehículo. Tenemos la nota de la occisa y del esposo de la occisa, pero de lo que era la camioneta no tenemos nada“, insistió.

Sostuvo como un supuesto que la persona “desapareció”. Asimismo dijo que el encargado de quemar la camioneta fue el esposo de Génesis, quien habría reconocido a las responsables. Al cuestionarlo sobre la responsabilidad del cuerpo policial en investigar el hecho y dar con los responsables se justificó al decir que esa tarea le corresponde al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) “Ya no es trabajo de la policía sino del CICPC”, manifestó

Sin respuesta

Los familiares no han decidido concretar la denuncia, pues la madre de la joven manifestó que se encuentra “atormentada” con lo sucedido, y sin orientación para saber a quién o a dónde acudir para obtener respuesta. Aunque reconoció que nadie le devolverá la vida de su hija, pidió que se haga justicia y que no sea otro de los casos que quedan impune en el país.

Una conocida de la familia Castro habría mantenido contacto con las allegadas a Merentes que según dijeron, viven en Tanaguarenas y tienen familia en Naiguatá, pero las mismas mostraron “miedo” por acercarse a reconocer lo ocurrido. “Hay gente que me dice qué cómo sé que fueron ellas. Fueron las únicas que pasaron en ese momento“, aseveró la señora Berroteran.

Se refirió a la manera en cómo huyeron las mujeres, “fue un carro que venía de la parte de Naiguatá y dejaron la camioneta antes de que la quemaran. La dueña con ironía dijo que no tenía la camioneta al igual que su hija”, detalló.

Asimismo cuestionó que pese a conocer el lugar de residencia, los datos específicos y placa del vehículo, las autoridades de la entidad no tomen cartas en el asunto, y como muchos otros casos sea silenciado.

Muy recomendable leer artículo completo en Caraota Digital

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: