nestor_reverol

(12/01/2017) En estos días en que el comando antigolpe ha desatado toda su furia contra dirigentes de oposición, es oportuno recordar parte de la historia no oficial del actual ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, pues de ser cierta tales historias, existen muchos nubarrones oscuros que se ciernen sobre la vida del general Nestor Reverol que no lo calificarían precisamente para acusar de terroristas y desestabilizadores a líderes de oposición detenidos.

Hemos tomado extractos del articulo “El testigo clave contra el narcogeneral” del periodista de investigación Castro Ocando que consideramos muestran parte de esos nubarrones en la historia del general.

A continuación el artículo:

Un oficial de la Guardia Nacional que fue capturado por la agencia antinarcóticos norteamericana DEA a fines de 2014 y encarcelado en una prisión de Texas, es uno de los principales testigos en una acusación de narcotráfico contra los generales venezolanos Néstor Reverol y Edilberto Molina, según documentos y fuentes recabadas por Vértice.

Darry Francisco Fortoul-Ochoa, un ex oficial de la Guardia Nacional de 42 años que fue comandante de un destacamento militar en el oriente venezolano, trabajó estrechamente con Néstor Reverol cuando era director de la Oficina Nacional Antinarcóticos (ONA) y posteriormente ministro de Interior y Justicia, y presuntamente participó en operaciones de tráfico de narcóticos, dijo una fuente cercana a la investigación de la DEA.

Fortoul-Ochoa “recibió órdenes directas del general Reverol”, precisó a Vértice la fuente, que pidió el anonimato porque no estaba autorizado a declarar.

Fortoul-Ochoa salió por última vez de Venezuela el 6 de octubre de 2014, en un vuelo de Copa Airlines con destino a Bogotá y no ha retornado desde entonces al país, de acuerdo a registros migratorios consultados por Vértice.

No está claro si el arresto se produjo dentro o fuera de Estados Unidos, pero tras ser capturado Fortoul-Ochoa fue encarcelado bajo el número 85351-053 en una prisión federal en el condado de Val Verde, Texas, un centro penitenciario administrado por la firma privada GEO Group bajo supervisión del Departamento de Homeland Security.

Fortoul Ochoa venía siendo investigado por la DEA como parte de una investigación criminal abierta por la Fiscalía del distrito Este de Manhattan, con sede en Brooklyn, por participar en la misma conspiración de tráfico de cocaína hacia Estados Unidos por la cual estaban siendo acusados los generales Néstor Reverol y Edilberto Molina, según un memorando enviado en marzo del año pasado por la actual secretaria de Justicia, Loretta Lynch, para ese momento la fiscal del caso en la Fiscalía de Brooklyn.

La carta, enviada por la entonces fiscal Lynch a los dos jueces que manejaban el caso de narcotráfico, Frederick Block  y Allyne Ross, detalló que “Reverol y Molina están acusados de participar en la misma conspiración de narcotráfico por la cual está acusado Fortul (SIC)”. También especificó que “el acusado Fortul de hecho trabajos para Reverol y Molina en el curso de la conspiración”.

De acuerdo a la acusación contra Néstor Reverol y Molina, entre enero de 2008 y diciembre de 2010 ambos generales recibieron pagos de narcotraficantes a cambio de prestar ayuda clave para facilitar la distribución de cargamentos de cocaína cuyo destino final era Estados Unidos. También fueron acusados de prestar protección a los narcotraficantes para evitar que fuesen capturados, y en otros casos obstaculizaron el arresto y la deportación de narcotraficantes solicitados en varios países, entre ellos Estados Unidos.

El documento enviado por Lynch a los jueces federales debía permanecer sellado para no poner en riesgo otros aspectos de la investigación federal. Pero fue hecho público por error como parte del expediente de Edilberto Molina, cuando la fiscalía anunció públicamente las acusaciones contra los generales venezolanos el pasado 1 de agosto, confirmó otra fuente familiarizada con las investigaciones.

Fortoul-Ochoa presuntamente alcanzó un acuerdo de cooperación con las autoridades estadounidenses para actuar como testigo protegido y fue liberado de prisión el 22 de diciembre de 2014, de acuerdo a registros del Buró Federal de Prisiones (FBP).

La estadía de Fortoul-Ochoa en territorio norteamericano aparece repleta de problemas legales, de acuerdo a registros revisados por Vértice.

Cerca de media docena de veces Fortoul-Ochoa fue detenido por violaciones de tráfico en Florida, debido a una serie de razones que incluyen conducir con licencia suspendida o revocada, manejo “temerario”, paradas inapropiadas, conducir sin seguro y conducir de retroceso de forma ilegal.

Fortoul-Ochoa también fue demandado en una corte del condado de Hillsborough, en el norte de Florida, por una deuda pendiente de 4.380 dólares con una firma de recolección de deudas CACH Llc, con sede en Colorado.

Vértice contactó a la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, para obtener un comentario sobre el posible acuerdo entre la fiscalía de Brooklyn y Fortoul Ochoa, pero las llamadas telefónicas no fueron respondidas.

Vértice también intentó contactar a personas relacionadas con Fortoul-Ochoa en Florida, entre ellas Jacqueline McDermont, pero los teléfonos contactados en el directorio telefónico bajo sus nombres no estaban funcionando.

Un correo enviado por Vértice a la embajada de Venezuela en Washington, buscando un comentario oficial sobre las acusaciones contra Fortoul-Ochoa, Reverol y Molina, no fue respondido.

Leer artículo completo en VerticeNews

Relacionados  Heinz Dieterich: El comando antigolpe es el último dispositivo disponible de un Estado en agonía

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: