cnn-pasaportes-iraq

(07/02/2017) Según reportan CNN y CNN en Español, durante un año ambos medios unieron fuerzas en una investigación que saca a la luz graves irregularidades con la emisión de visas y pasaportes venezolanos. La investigación conllevó a revisar miles de páginas de documentos y realizar entrevistas en Estados Unidos, España, Venezuela y el Reino Unido, así como rastrear a varios funcionarios venezolanos.

Parte de esta investigación se sustenta en documentos entregados por Misael López, ex consejero de la embajada de Venezuela en Iraq, quien en su estadía en la embajada venezolana en ese país, detectó una serie de anormalidades que van desde la venta de pasaportes a ciudadanos de ese pais hasta la entrega de pasaportes a ciudadanos posiblemente vinculados a grupos terroristas.

La acusación de que Venezuela entregaba pasaportes a personas que no son venezolanas no es nueva ya que data de la década del 2000 cuando Hugo Chávez estaba en su primer mandato como presidente.

Sin embargo, información que proviene directamente desde dentro de la embajada  de Venezuela en Iraq, entregada por López, dan cuenta de que en algún momento del año 2013, el embajador Jonathan Velasco, lo puso a cargo de un sobre muy especial. “Me entregó un sobre contentivo de visas y pasaportes y me dijo ‘cuida esto, que tienes un millón de dólares en tus manos’. Luego me explicó que en Iraq la gente pagaba mucho por una visa o un pasaporte. Pensé que era un chiste”, recuerda López.

Pero ese chiste acabó cobrando vida propia un mes después.

López asegura que una empleada iraquí contratada como intérprete en la embajada desde hacía varios años, le explicó que había ganado miles de dólares vendiendo visas y pasaportes venezolanos. Le dijo que él también podría ganar mucho dinero si hacía lo mismo.

López dice que de inmediato se negó a participar en el presunto negocio y que le advirtió de que estaba haciendo algo incorrecto.

Pero López cuenta que la empleada siguió insistiendo y que incluso en una oportunidad le propuso vender visas a un grupo de trece sirios que se encontraban en Kurdistán a 10.000 dólares cada una con la excusa de que iban al mundial de futbol en Brasil.

Una lista de 21 nombres con usurpación de cédulas

La sospecha de López aumentaba con el paso de los días, pero cuenta que quedó estupefacto con un documento que encontró en la embajada. Era una lista de 21 nombres árabes con sus correspondientes números de pasaporte y cédula venezolanos.

Un agente de inmigración de Venezuela le dijo a la CNN que los pasaportes son válidos y que corresponden con los nombres árabes que López encontró.

Sorprendentemente, al revisar los números de cédula en una base de datos pública de Venezuela, nos dimos cuenta de que 20 de las 21 cédulas aparecían registradas bajo personas con nombres hispanos y no los nombres árabes listados en el documento.

“No estamos hablando de pasaportes falsos: son documentos auténticos. Los falsos son las personas que usan esos pasaportes”, explica López.

Conexiones terroristas

Desde 2006 los legisladores de Estados Unidos han tenido conocimiento de fraude con los pasaportes venezolanos mediante informes presentados en el Congreso.

De hecho, un informe de ese año advierte que “Venezuela está brindando apoyo —incluso documentos de identidad— que podría ser útil para grupos extremistas islámicos”.

Y otro informe del Departamento de Estado afirmaba entonces que los “documentos de identidad y viaje de Venezuela son extremadamente fáciles de obtener para personas sin derecho a ellos”.

Roger Noriega, exembajador de EE.UU. en la Organización de Estados Americanos y exsecretario adjunto de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, dio en 2012 testimonio ante el Congreso estadounidense, donde aseguró que “Venezuela ha venido dando miles de documentos de identidad, pasaportes y visas falsos a personas originarias del Medio Oriente”.

Noriega, quien ahora es director ejecutivo del grupo Vision Americas y trabaja para un centro de estudios y análisis conservador en Washington, dijo a CNN que las pruebas de que Venezuela había entregado pasaportes a personas que no eran venezolanas empezaron a salir a la luz en 2003.

“Estoy convencido, y lo digo públicamente, de que, si no tomamos las riendas de este asunto, habrá personas que morirán. Nuestros aliados o nuestro propio personal o instalaciones podrían ser atacadas por redes cómplices con los venezolanos”, aseveró el exembajador.

Ver articulo completo con sorprendentes revelaciones en CNN En Español

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: