papa_dialogo_2017

(11/02/2017) El diputado y presidente dela Asamblea Nacional, Julio Borges, reveló este viernes que el papa Francisco propuso un nuevo encuentro entre representantes del gobierno y la oposición venezolana en el Vaticano para tratar de retomar el proceso de diálogo.

Esa reunión, prevista para finales del pasado enero, no se celebró ya que la oposición consideraba que el gobierno debía comprometerse antes a cumplir algunas de sus demandas como la celebración de elecciones o la puesta en libertad de opositores, explicó Borges en un encuentro con la prensa extranjera en Caracas.

“No fue que el papa nos llamó y nos invitó, quiero aclararlo, fue todo hecho a través de la Nunciatura” con la condición de que se cumplieran una serie de condiciones, dijo Borges y señaló que ese posible encuentro “al día de hoy no está descartado” todavía.

El presidente del Parlamento y también coordinador nacional del partido Primero Justicia (PJ) indicó que la oposición entendió que el sentido del encuentro en el Vaticano era “anunciar cosas concretas”.

“En todo caso, nosotros dijimos que no íbamos a ir porque entendíamos que el sentido del papa no era hacer turismo político de ir allá y tomarse la foto con él, sino que todo el sentido era anunciar cosas concretas: fecha de elecciones, liberación de presos, quitar el desacato (de la Asamblea Nacional), cero paja”, afirmó.

En ese sentido, el máximo responsable del Legislativo insistió en que “el gobierno es el que tiene que dar la respuesta en este momento” para que el encuentro pueda tener lugar.

Relacionados  De Oppenheimer al Papa Francisco, ¡Salga de Venezuela!

Sin embargo, Borges reconoció que en la actualidad “no hay negociación, ni diálogo como tal” con el Gobierno, sino únicamente el intercambio de las diferentes propuestas que proponen por escrito los mediadores y las partes.

El pasado domingo el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que se estaba “gestionando un encuentro con el papa Francisco en el Vaticano” y que confiaba en que este se celebrase “pronto” para darle un “abrazo” a la MUD.

El diálogo entre el gobierno y la oposición venezolana se encuentra en suspenso desde el pasado 6 de diciembre, cuando los representantes de la MUD rechazaron acudir a la reunión plenaria convocada ese día tras asegurar que el Ejecutivo no había cumplido los compromisos alcanzados en encuentros anteriores.

El Nacional

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: