LeandroStoliar

(13/02/2017) Tal parece que cayó en saco roto la declaración que hizo Maduro este fin de semana donde afirmaba que todos aquellos que hubieran recibido dinero de Odebretch irían presos. Esto se deduce por el hecho de que los periodistas brasileños que vinieron a investigar ese célebre caso no se les permitió investigar nada pues fueron detenidos y devueltos a su país de origen.

Después de conocido el hecho, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil indicó que el periodista Leandro Stoliar y su camarógrafo Gilzon Souza de Oliveira, ambos de la red de televisión privada Record, viajarían este mismo domingo a territorio brasileño, a donde llegarán en las primeras horas del lunes, según reportó la estatal Agencia Brasil.

No obstante, la Cancillería indicó que solo se pronunciará sobre el incidente cuando los dos comunicadores estén en suelo brasileño y detalló que el caso fue acompañado por la Embajada y el Consulado en Caracas desde que se conoció la noticia.

La Asociación Brasileña de Radio y Televisión (Abratel) repudió “vehementemente” la acción del Gobierno venezolano y en un comunicado afirmó que “tal decisión es abominable y digna un apenas de régimen dictatorial que no acepta el libre ejercicio de la prensa y temen a la verdad”.

De acuerdo con Abratel, todos los equipos y material periodístico producido por los brasileños fueron confiscados por las autoridades de Venezuela.

El sábado, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) de Venezuela confirmó a Efe que los dos periodistas brasileños y los venezolanos Jesús Urbina y María José Túa, coordinadores en la ciudad de Maracaibo de la ONG Transparencia Venezuela fueron abordados por las autoridades de ese país.

Estas cuatro personas estaban grabando imágenes del llamado puente de Nigale, una estructura inconclusa prometida en 2005 por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez y que sería una segunda opción para el paso de vehículos sobre el Lago de Maracaibo.

Según el sindicato, funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) les ordenaron a los cuatro ciudadanos conducir, escoltados, hasta la sede del cuerpo de inteligencia en esa entidad “para una entrevista”.

El SNTP indicó en enero que siete corresponsales extranjeros han sido “expulsados” del país en el último año.

Venezuela resultó salpicada por el caso de los sobornos que pagó la constructora brasileña Odebrecht en varios países.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló documentos que señalan que la compañía brasileña pagó unos 98 millones de dólares en Venezuela, entre 2006 y 2015, a “funcionarios e intermediarios del Gobierno” para “obtener y retener contratos de obras públicas”.

Sobre el asunto, este domingo, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, pidió a la Justicia de su país aplicar “mano dura” a quienes resulten implicados en los supuestos sobornos pagados por la constructora. EFE

Con información de La Patilla

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: