KimJong-nam

(14/02/2017) Según reportan varios medios internacionales, Kim Jong-nam, el hermano mayor del líder norcoreano Kim Jong-un, fue asesinado este lunes en Malasia. La información fue difundida por Corea del Sur aunque Norcorea no ha afirmado ni negado la versión.

Kim Jong-nam fue el hijo primogénito del fallecido dictador norcoreano Kim Jong-il, de unos 45 años, y hasta el cambio de siglo fue considerado como el sucesor lógico para relevar a su padre al frente del régimen dictatorial Juché.

Fuentes citadas por la televisión surcoreana KBS añadieron que su muerte se produjo tras ser envenenado por dos mujeres en el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur, que se habrían dado a la fuga.

Fruto del matrimonio entre el dictador y su primera concubina, la actriz Song Hye-rim, Kim Jong-nam emigró a China en 1995, y vivía desde entonces entre Pekín y Macao amparado por Gobierno chino y ocupado en la inversión de fondos.

Kim Jong-nam perdió definitivamente el favor de su padre cuando en 2001 fue detenido en un aeropuerto de Tokio con un pasaporte dominicano falso que pretendía usar para entrar en Japón y supuestamente visitar el parque Disneyland. A partir de ese momento, alguns medios se referían a Kim Jong-nam como el hermano discolo de Kim Jong-un.

El medio hermano del actual líder tenía “una mentalidad mucho más abierta” que su padre, lo que causó el enfrentamiento entre ambos y terminó con la retirada de Kim Jong-nam de la carrera a la sucesión, explicó el periodista nipón Yoji Gomi, quien mantuvo durante años una correspondencia con el miembro de la dinastía Kim.

Kim Jong-nam pasó nueve años estudiando en Suiza -al igual que su hermano menor- y viajó por Europa con total libertad, lo que le llevó a cuestionarse la manera en la que su padre dirigía el país, según dijo Gomi en 2013 con motivo de la publicación del libro Mi padre Kim Jong-il y yo.

En esa obra, Kim Jong-nam predecía la caída del régimen que lidera su hermano “con o sin reformas” y tachaba al sistema de poder hereditario como “una broma para el mundo exterior”.

Durante los últimos años los medios surcoreanos han especulado sobre supuestos intentos del régimen de asesinar al primogénito de Kim Jong-il y en 2012 informaron sobre la detención de un presunto espía norcoreano que habría confesado tener órdenes del régimen para acabar con la vida de Kim Jong-nam en China.

Con información de El Mundo

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: