cnn_censurada_maduro

(15/02/2017) Un vicepresidente acusado de narcotraficante, venta de pasaportes a terroristas en Iran y una seguidilla de eventos desafortunados para el régimen de Maduro, hicieron que éste, en un nuevo arrebato de locura y descontrol,  ordenara a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) sacar al canal CNN en Español de la parrilla de programación de las cableras venezolanas.

Aproximadamente a las 5:00 de esta tarde de este miércoles comenzó a cumplirse la orden de Maduro y otra ventana de información se cerró para los venezolanos con la salida de el canal CNN en Español de la parrilla de programación de las cableras.

“Algunos medios de comunicación como CNN trataron de manipular, no pueden manipular, ese es un asunto nuestro, de los venezolanosCNN que no meta su nariz en Venezuela, CNN bien lejos caballero, yo quiero a CNN bien lejos de aquí, fuera CNN de Venezuela”, advirtió el mandatario el pasado domingo.

Tan alocada decisión fue tomada por Maduro luego de que el canal CNN en Español  presentara una investigación bien fundamentada – Pasaportes en la sombra– en la que se ven implicados funcionarios del gobierno en ventas de pasaportes venezolanos a ciudadanos del Medio Oriente a cambio de miles de dólares.

En varios estados del país, la salida del canal ocurrió paulatinamente. En las redes sociales indicaron que quienes tenían el canal sintonizado antes de las tres de la tarde podrían continuar viendo la cadena internacional.

En algunas cableras el canal aparece como “no disponible, mientras que en otros ya no sale en la guía de programación.

No es la primera vez que el gobierno arremete contra CNN, pero lo ocurrido este miércoles es el fin de una constante amenaza del gobierno contra el canal. La periodista Patricia Janiot denunció que fue requisada y maltratada por parte del personal de seguridad del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía en febrero de 2014, cuando se disponía a salir del país debido a que le fue retirado el permiso de ejercer el periodismo y cubrir las protestas acontecidas en varios estados de Venezuela.

Otro periodista que se suma a los ataques del gobierno contra los comunicadores de dicha cadena es Fernando Del Rincón, quien en una ocasión tuvo que abandonar el país luego de que el Ministerio de Comunicación e Información le negara a su equipo las credenciales para cubrir las elecciones en San Cristóbal, estado Táchira, y San Diego, estado Carabobo, en mayo de 2014.

Desde que el presidente Maduro asumió su el poder ha reiterado que el canal estadounidense mantiene una “campaña mediática” en contra de su gobierno y que está aliado con la oposición venezolana para sacarlo del poder.

NTN24 fue el primer expulsado

Con información de El Nacional

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: