SantaClaus_cotamil

(23/02/2017) Este martes 21 de febrero se fue del país, Ramón Canela Pascual, quien durante una década abrió la Navidad en la Cota Mil de Caracas vestido como Santa Claus, para poder tener más “bienestar” en sus últimos años de vida.

Durante la última década se transformó en una tradición pues era el primer venezolano que salía a la calle a dar la bienvenida a la navidad. El 1 de diciembre de cada año ese hombre mayor, al principio desconocido, aparecía en la avenida Boyacá (Cota Mil) de Caracas trajeado de Santa Claus, para dar la bienvenida a la temporada Navideña. Con el tiempo la presencia del Santa Claus de la Cota Mil no sólo era normal sino necesaria para muchos. Aquel hombre se llamaba Ramón Canela Pascual, quien a sus 84 años, debió emigrar para “hacer que su última carrera sea más placida y de bienestar”.

La noticia la publicó la semana pasada su hija, Beatriz Canela, a través de su cuenta en Instagram.  “Mañana se cumple un año de conocer el diagnostico de tu enfermedad, ha sido un año rudo (…) me corresponde a mí, tu hija, acompañarte más de cerca en tu Cataluña de origen. La semana que viene vuelo a Barcelona (…) Nuestro querido Santa de la Cota Mil se despide de Venezuela”.

Es dificil irse de Venezuela

Ramón nunca había querido irse, según contó en una entrevista publicada en 2015 por Panorama: “Cuando uno ha estado en Venezuela es difícil irse de acá. Esta conversación que estamos teniendo sería muy difícil en otro sitio. Hace unos años viajé a Mallorca, yo saludaba y nadie me contestaba. Aquí soy muy feliz, me gusta la gente, la forma de ser, echan mucha broma y, sobretodo, me gusta la bondad que reflejan en cada circunstancia por muy adversa que sea”.

El año pasado se creó una situación de alerta, podía decirse nacional, porque el Santa Claus de la Cota Mil no se apareció el 1D. La noticia se hizo viral en las redes y muchos medios se hicieron eco de ella. Algunos aseguraron que fue por temor a la inseguridad. Hasta un hijo lo llamó desde Londres porque no podía creer que su padre no fuera a la Cota Mil y que fuera tendencia en Twitter, cuando él ni siquiera está registrado. En aquel momentose supo que Ramón había tenido inconvenientes con el traje pero que al día siguiente estaría allí y así fue para alegría de todos los venezolanos que recibimos su mensaje de amor.

Pero este año 2017, El Santa de la Cota Mil ya no estará con nosotros sin embargo su mensaje de amor y fraternidad ha quedado con nosotros. Estamos seguros que desde su Cataluña natal seguirá enviando mas mensajes de amor a Venezuela.

¡Mil Bendiciones para ti Ramón!

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: