nuncio_AldoGiordano

(04/03/2017) Cuando el 19 de enero de este año, el nuncio apostólico, Mons. Aldo Giordano, informó que había sido designado como Delegado de la Santa Sede para los eventuales encuentros de la mesa de dialogo, nadie se imaginó que monseñor se adentraría peligrosamente en las entrañas del régimen chavista.

Monseñor siempre había sido un propulsor del diálogo a pesar de que el régimen de Maduro nunca cumplió ninguna de sus acuerdos y por el contrario,  de acuerdo con la ONG Foro Penal Venezolano, a partir del momento en que inicia el supuesto “dialogo”, la persecución ha arreciado contra estudiantes, manifestantes y activistas políticos que han expresado su inconformidad con el Gobierno chavista. Al menos 2.124 detenciones políticas y arbitrarias surgieron desde mayo hasta septiembre de este año.

Pero Aldo Giordano sigue firme en sus andanzas y cada vez se le ve más apartado de la imparcialidad que requiere ser mediador del dialogo gobierno-oposición y por el contrario se le observa muy identificado con el régimen de Maduro. En la polémica presentación de la Memoria y Cuenta 2016 que el pasado 15 de enero hizo Maduro ante el TSJ – no ante la Asamblea Nacional como manda la constitución – se vio a Aldo Giordano muy animado aplaudiendo cada una de las declaraciones de Maduro.

De esta forma, el nuncio apostólico se une al régimen en el irrespeto a la Asamblea Nacional y la Constitución.

aldogiordano_rendicion_cuentas

Pero Mons. Aldo Giordano también tiene tiempo para divertirse con sus nuevos compañeros y este viernes 3 de marzo se revelaron fotos en las que se le pudo ver disfrutando la boda del hijo del magistrado exprés chavista, Calixto Ortega, supuestamente celebrada en el exclusivo sector del este de Caracas, Alto Hatillo. 

aldoGiordano_boda5

aldoGiordano_boda4

aldoGiordano_boda3

aldoGiordano_boda2

aldoGiordano_boda

La boda se habría realizado hace seis meses, según conoció el periodista de Telemundo, Alberto Rodríguez Palencia, justo en el tiempo en que se iniciaban las reuniones de diálogo entre el Gobierno de Venezuela y la oposición que solicitó la mediación del Vaticano como garantía de que las conversaciones llegarían a buen puerto.

Tal como se puede observar en las fotos, Mons. Aldo Giordano ha sabido sacar buen provecho del dialogo entre gobierno y oposición. Su compenetración con los peores voceros del régimen, entre ellos Calixto Ortega, Hermann Escarrá, José Vicente Rangel y otros, parece haberse afianzado en los últimos meses y es poco probable que este personaje pueda ser considerado como “confiable” en lo sucesivo.

¿Se vende la iglesia por un plato de lentejas?

7c

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: