angel_vivas

(08/03/2017) Sin duda hay cosas que van quedando en el tintero y con el transcurrir del tiempo corren el riesgo de ser olvidadas. Así ha ocurrido con el caso del General Ángel Vivas quien libró y sigue librando una batalla sin cuartel contra el régimen de Maduro pero por desgracia, son tantos los males que este nefasto régimen ha ocasionado a Venezuela, que el caso del general ha quedado casi marginado en la opinión pública. Es justo destacar que su lucha no es menos meritoria que la lucha que ha librado en solitario Rocío San Miguel que logró llevar su caso a la CIDH ni menos meritoria que el caso de Leopoldo López, Ledezma y otros perseguidos políticos.

A continuación su escrito, un poco largo pero bien merece una detenida lectura.

El pasado jueves 23 de febrero de 2017 cumplí 3 años sitiado en mi propia casa y en mi propio país por un invasor extranjero; el estado marxista, filibustero, terrorista, narcotraficante y parásito cubano que desde 1959 declaró la guerra a Venezuela, una guerra que hasta ahora va ganando pero que todavía no ha terminado.

La orden inicial era sacarme de mi casa por la fuerza y meterme en una cárcel donde iba a ser asesinado poco a poco. Fue emitida por el segundo procónsul cubano, el terrorista, narcotraficante y agitador colombiano Nicolás Maduro Moros a eso de las 3 de la tarde del sábado 22 de febrero de 2014 en cadena nacional de radio y televisión luego de hacerme objeto de acusaciones infundadas: “HE ORDENADO DETENER AL GENERAL EN SITUACIÓN DE RETIRO ÁNGEL VIVAS… QUE LO BUSQUEN Y ME LO TRAIGAN” dijo el dictador títere impuesto desde La Habana tratando de imitar a Nerón cuando ordenó detener y llevar encadenado ante su divina presencia a Pedro, Jefe de los cristianos para torturarlo y después crucificarlo.

De inmediato los esbirros de la dictadura y las hordas criminales que le sirven, cual jauría de perros de presa, fueron lanzados en mi contra. Me buscaron por todas partes hasta que en la mañana del domingo 23 de febrero de 2014 llegaron a mi casa, la Quinta Blanquizal de Prados del Este, Caracas. No tenían una orden legal, no había nada legal en lo que estaban haciendo. Al llegar, sus viles intenciones fueron dejadas en evidencia públicamente por mis abogados. No obstante y desestimando lo que ellos les decían, intentaron penetrar en mi casa derribando el portón del estacionamiento para humillar a mi familia y sacarme por la fuerza. Fue entonces que pasó lo que ya es del conocimiento de la opinión publica tanto nacional como internacional. No tuve más remedio que hacer uso de mi derecho a la legitima defensa. El video que se expone a continuación da una idea de lo que sucedió ese día.

Durante los días y semanas siguientes agentes castrocomunistas intentaron varias veces en la madrugada penetrar en mi casa por el bosque que la rodea para sorprenderme mientras dormía, pero siempre fueron detectados. Yo no dormía, terminé convirtiéndome en centinela, un centinela permanente de mi familia, de mi casa y de mi dignidad. Durante varias noches mi casa fue atacada con explosivos que eran lanzados desde la parte alta de Cumbres de Curumo y que afortunadamente no consiguieron su objetivo. En la noche del 17 de marzo de 2014 toda la zona del este de la ciudad, donde vivo, fue atacada por la Guardia Nacional, el SEBIN. el CICPC etc en una gigantesca operación contra la población civil que tenía a mi persona como objetivo final y que era monitoreada y aupada por diferentes personajes de la dictadura desde el enjambre de medios que sirven al castrocomunismo.

Por ejemplo, en el canal de televisión de la dictadura llamado “Venezolana de Televisión (VTV canal 8)”  los moderadores del programa “Zurda Konducta” decían: “LE QUEDAN POCAS HORAS DE LIBERTAD AL GENERAL ÁNGEL VIVAS” pero gracias a Dios y al apoyo de los vecinos de Prados del Este en particular y de Caracas en general no consiguieron llegar a mi casa. Desde entonces la orden de agarrarme y llevarme ante la augusta presencia del Emperador Nicolás Maduro I se transformó en asedio, constantemente agentes castrocomunistas cubanos y venezolanos encubiertos merodean por los alrededores de mi casa esperando una oportunidad para cumplir la orden de Nicolás Maduro. Es una especie de estado de sitio donde el objetivo sitiado no es una fortaleza defendida por un ejército sino una casa con una bandera izada, la bandera de la REPÚBLICA DE VENEZUELA, la de 7 estrellas y el caballo en su escudo galopando hacia adelante, hacia el futuro. Una bandera que es defendida por un hombre, este que está aquí. 

Tres años han pasado durante los cuales muchísima gente ha venido a visitarme no solamente de Venezuela sino de diferentes partes del mundo. Pero sin importar cuantas personas vengan diariamente, sin importar lo animado que yo luzca al conversar con ellas… hay ausencias que siento y llevo por dentro en silencio, unas son como heridas que nunca cicatrizarán y siempre me causarán mucho dolor en el alma, otras me han causado una gran decepción,  y las otras solo han logrado que me sienta orgulloso de lo que estoy haciendo y estimulado a seguir adelante. Estos grandes ausentes han sido: 

  1. MI FAMILIA.  Durante estos tres años de asedio algunos familiares me han dejado solo, aquellos que antes me buscaban con frecuencia no han vuelto, ni siquiera una simple llamada telefónica han podido hacerme. Pero afortunadamente ese vacío ha sido llenado totalmente por una bella mujer, En aquellos momentos en que el cerco castrocomunista ha hecho que me sienta confundido, débil, solo, triste y tal vez haya echado de menos a mis parientes, ahí siempre ha estado ella. Sus fulgurantes ojos azules me han alumbrado el camino correcto, sus palabras me han orientado para no equivocar la senda, en su pecho he liberado mis angustias, en sus brazos he encontrado refugio cada vez que me he sentido débil y vulnerable, en el rubio cenizo de sus cabellos me he escondido para no saber nada del mundo. Esa mujer se llama Estrella y es mi esposa. También están mis hijas Angélica y Natalia, su amor es un alimento que fortalece mi alma, sus logros una fuente de optimismo, sus ojos una ventana por la que veo el futuro y la razón por la que debo perseverar y seguir adelante en esta lucha.
  2. MI PROMOCIÓN. Muchos militares de diferentes fuerzas y diferentes promociones han venido a visitarme para manifestarme su respaldo y hacerme objeto de reconocimientos de todo tipo, hasta militares de otros países que han estado de paso por Caracas han venido a conocerme. Pero hay un gran ausente, la promoción de Oficiales del Ejército egresada de la Academia Militar de Venezuela en julio de 1978 que lleva por nombre General de Brigada José Ignacio Riveiro de Abreu e Lima… mi promoción. Ni uno solo ha venido a visitarme, y no me refiero a los que han traicionado a Venezuela poniéndose al servicio del invasor cubano desde los tiempos del traidor Hugo Chávez (esos ahora son mis enemigos), me refiero a los que se han mantenido limpios, si es que todavía queda alguno. Tal vez en algún momento pasado y lejano me hizo falta el apoyo de mi promoción, el consejo de un compañero, la palabra de aliento de un amigo; pero el tiempo ha transcurrido y todavía ninguno ha aparecido y creo que ninguno aparecerá mientras sea un perseguido y este sitiado y amenazado de muerte por mis enemigos. Pero si la cosa cambia y Dios me permite tener poder en este mundo, estoy seguro que todos llegaran diciéndome … “aquí estoy hermano querido, cuenta conmigo para lo que sea, dime que puedo hacer por ti”.  La verdad es que hoy en día ya no me hacen falta, considero que no son mis “compañeros de promoción” sino solamente un grupo de individuos que se graduaron conmigo y a los que yo no les importo en lo mas mínimo.
  3. LOS PARTIDOS POLÍTICOS. En lo personal, en lo que a Ángel Vivas respecta, la presencia de los políticos o de las organizaciones políticas venezolanas en mi casa no me ha hecho falta. Voy a explicar el por qué. Una persona no necesita apoyo político, una persona necesita apoyo familiar, apoyo económico, etc. pero si esa persona levanta las banderas de una causa noble, justa y de interés común como la libertad de una nación, esa causa, esa lucha, si requiere del apoyo total de todos los sectores y todas las organizaciones, entre ellas las organizaciones políticas, Pero eso no ha sucedido en mi caso. Desde el año 2007 cuando era un General en servicio activo y mi lucha en contra del lema cubano se hizo pública, de inmediato debí haber recibido el apoyo total de todos los sectores, en especial de las organizaciones políticas ya que yo representaba a miles de oficiales y soldados (y también a la mayoría de los venezolanos) que no estaban de acuerdo con esa infernal consigna cubana lo que era fundamental para salvar a Venezuela de la tragedia a la que era llevada mansamente y que esta viviendo ahora. Para entonces resultaba muy fácil deducir que el objetivo de Fidel Castro al ordenarle a Hugo Chávez que impusiera el lema “patria socialismo o muerte” a los militares venezolanos era penetrar la coraza de institucionalidad de la FAN para politizarla, fragmentarla y por consiguiente destruirla como institución, que era precisamente lo que necesitaban los cubanos para poder ir luego a destruir lo demás, todas las instituciones de la república, como ha estado sucediendo desde entonces. Pero ningún político y/o ninguna organización política venezolana me ha dado el mínimo apoyo que he necesitado y no solamente eso sino que siempre me han ignorado, para ellos simplemente no existo. Mi causa era y es la libertad de Venezuela, mi objetivo siempre ha sido salvar a los venezolanos de la esclavitud pero eso no le interesa a los actuales “políticos” venezolanos ni a las organizaciones a las que pertenecen porque realmente no son políticos pues no defienden a los intereses de su país sino a sus propios intereses, a los de las organizaciones a las que pertenecen y a los de las organizaciones internacionales a las que están afiliados ideológicamente y de las cuales reciben dinero (internacional socialista). Los”partidos políticos” venezolanos no solamente han sido grandes ausentes en mi lucha por la liberación de Venezuela sino que son los mas grandes ausentes en la lucha por la sobrevivencia de la nación. En todas sus actuaciones benefician a la dictadura castrocomunista con la que comparten intereses ¿Por qué hacen eso? Porque no son verdaderos partidos políticos sino mafias, rémoras que viven del país, dirigidas por farsantes y oportunistas que han convertido la política en uno de los más lucrativos negocios, miserables que engañan a sus compatriotas mientras sacan provecho de su ignorancia, de su miseria  y la desgracia de su propio país.
  4. LAS ORGANIZACIONES DE DERECHOS HUMANOS. Durante estos tres años ninguna persona u organización de las que se auto proclaman como defensoras de los derechos humanos en Venezuela, todas vinculadas a esos “partidos políticos” venezolanos descritos en el numeral anterior,  ha venido a visitarme, ni siquiera una llamada telefónica para averiguar que es lo que pasa conmigo. A pesar de que mi caso es conocido mundialmente no aparezco en ninguna de las listas de presos o perseguidos políticos que estos personajes elaboran y mi caso no ha sido ni siquiera mencionado por ellos en instancias internacionales. Un ejemplo de lo que estoy diciendo es el siguiente: el 26 de abril de 2016 a las 2:00 pm hubo un evento en la Universidad de Harvard, Estados Unidos, titulado “HUMAN RIGHTS AND DEMOCRACY IN VENEZUELA (LOS DERECHOS HUMANOS Y LA DEMOCRACIA EN VENEZUELA)” al que asistieron algunos representantes de las organizaciones anteriormente mencionadas, entre los que se encontraba el abogado Alfredo Romero del Foro Penal Venezolano. En el mismo evento se encontraba un periodista llamado Joan Perfetti quien me había entrevistado en el año 2014 luego de que mi casa fuera atacada por la dictadura. Al terminar los expositores de presentar su informe sobre las violaciones de los derechos humanos en Venezuela, Joan Perfetti pidió el derecho de palabra y expuso mi caso que no había sido mencionado por ellos y para concluir su intervención le pregunto al Abogado Alfredo Romero el por que no me habían mencionado y el Señor Romero le respondió que “yo no estaba preso” y que además “yo era de la resistencia”. Con esas respuestas queda perfectamente claro que mi caso es ignorado a ex profeso. Y yo me pregunto apreciado amigo o amiga que estas leyendo este escrito ¿Será que tengo que estar pudriéndome en una cárcel para que ellos me cataloguen como perseguido o preso político?¿Será que tengo que dejar de ser nacionalista, abandonar las filas de la resistencia e inscribirme en la MUD para que ellos digan al mundo que mis derechos constitucionales y humanos universales están siendo violados? ¿Será que el haber hecho uso de mi derecho a la legitima defensa restringe o menoscaba el resto de mis derechos? ¿Será que tengo que entregarme a la dictadura castrocomunista para que ellos me metan en alguna de sus listas?… por supuesto que yo no voy a hacer eso, así que pueden seguir ignorándome. Afortunadamente el día jueves 19 de noviembre de 2015 pude burlar el bloqueo y aislamiento al que han tratado de someterme en este sentido al lograr presentar por mis propios medios y formalmente mi caso ante la COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS (CIDH) en la ciudad de Washington, Estados Unidos de América, mediante una PETICIÓN ESPECIAL DE PROTECCIÓN PARA MI CASA Y MI FAMILIA (EXPEDIENTE MC-600-15-P.VEN541831). Ese es el primer paso en el camino hacia una serie de demandas regidas por las leyes internacionales en contra del estado venezolano y el cubano (en el ataque a mi residencia el 23 de febrero de 2014 habían cubanos) por resarcimiento de daños y perjuicios, y otras demandas penales y pecuniarias contra todas las personas responsables o en todo caso involucradas en ese hecho.
  5. LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN. Los medios de comunicación venezolanos han sido grandes ausentes no solamente durante estos 3 años de sitio sino durante toda mi lucha por la liberación de Venezuela. Desde que mi enfrentamiento con el traidor Hugo Chávez a causa de la consigna infernal cubana “patria socialismo o muerte” se hizo público, en el año 2008, comenzó la censura en mi contra. Por órdenes de ese vil traidor fui hecho preso en julio de 2008 y sometido a un proceso penal militar en la Corte Marcial de la República que me llevó a un juicio a cargo del Consejo de Guerra de Caracas que me condenó el día 1 de marzo de 2012 a cumplir un arresto. Durante todo el tiempo que duro ese proceso en mi contra todos me abandonaron, y ni hablar de los medios. En el juicio no hubo presencia de ningún medio de comunicación, al igual que ahora no le daban importancia a mi persona mucho menos a mi lucha por la institución militar y por la República. La verdad es que en esos tiempos me sentía muy solo conduciendo una lucha quijotesca que no era valorada por nadie y de la cual muchos se burlaban, me sentía peor que Don Quijote porque él por lo menos tenia a Sancho su escudero y a rocinante su “brioso” caballo mientras que yo no contaba con la ayuda de ninguna persona, ningún compañero de armas se acercó a darme su apoyo, todos se alejaron, nadie quería ser mi escudero. Pero a diferencia de Don Quijote yo no estaba enfrentándome a simples molinos de viento sino a un verdadero, colosal y sanguinario gigante, el peor enemigo que tiene la humanidad en este siglo. Un demonio del averno, el demonio del comunismo o espectro del socialismo como lo llamó Marx en su horrorosa obra.  Ese gigante, ese demonio, ese espectro hoy en día lo ha destruido todo a su paso y esta asesinando a miles de personas en Venezuela; y muchos de los que menospreciaban mi lucha y se burlaban de mi persona ahora están pasando necesidades, son perseguidos, ellos o sus familiares están en una cárcel o tuvieron que salír del país huyendo de ese espectro monstruoso cuya larva dejaron crecer y multiplicarse mientras se reían de mí . A partir del año 2008 cuando a algún medio de comunicación se le ocurría hacerme una entrevista mis declaraciones eran editadas y manipuladas, sobre todo cuando me refería a la historia de las agresiones de Cuba contra Venezuela, eso frecuentemente era editado y eliminado. Decidí no aceptar entrevistas grabadas y exigir entrevistas en vivo pero esa decisión tuvo como consecuencia que nadie me entrevistaba, fue entonces que ocurrió algo insólito, algunos medios decidieron entrevistar a otras personas para preguntarles que era lo que yo pensaba, lo que estaba haciendo, etc. Así lo hicieron con el Vice Almirante Rafaél Huizi Clavier y el Coronel (EJ) Hernán Struve Pineda (El Nacional.Un hombre callado que habló duro, Mayo 2008).  El 23 de febrero de 2014 cuando mi residencia fue atacada, y los días posteriores, llegó una avalancha de medios nacionales e internacionales para entrevistarme. Era tanta la afluencia de reporteros que algunos vecinos abrieron las puertas de sus casas para atenderlos mientras esperaban. Las redes sociales y los medios internacionales fueron los que difundieron al mundo la verdad de lo que sucedió ese día, no así los medios nacionales que continuaron con su misma linea editorial de censura, distorsión de la verdad y manipulación de la noticia. Esa linea editorial en los medios internacionales de informar al mundo la verdad en relación a mi situación continuó durante todo el año 2014, Mi caso fue difundido en todo el mundo y en todos los idiomas existentes. Constantemente era entrevistado por periódicos, revistas, emisoras de radio y canales de televisión de todo el mundo en especial de los Estados Unidos. Pero esa linea editorial se detuvo en diciembre del 2014 cuando Barack Hussein Obama permitió que la larva de ese engendro monstruoso que esta diezmando a Venezuela penetrara dentro de los Estados Unidos oculta en las valijas diplomáticas de uno de sus peores enemigos, tal vez el peor, la dictadura marxista, terrorista y narcotraficante cubana. A partir de ese entonces la censura se extendió a los medios internacionales en especial a los medios estadounidenses. Desde ese momento el testimonio, el pensamiento y la voz del General Ángel Vivas no debían ser difundidos, no solo en Venezuela sino en los Estados Unidos, y el mundo. Comprendí que debía ingeniármelas para burlar ese bloqueo y evitar a toda costa que otros hablaran en mi nombre. Sabía que era una necesidad vital para la supervivencia de mi lucha el poder comunicarme con la gente, proyectar mi mensaje, burlar la censura y el aislamiento del que era objeto. Fue entonces que en julio de 2008 tomé la decisión de crear este Blog al que llamé LOS ESCRITOS DEL GENERAL VIVAS P para que fuera mi canal de comunicación directo con el mundo sin intermediarios, y lo logré, hoy en día, por su intermedio, mi testimonio para la historia, mi pensamiento y mi voz han sido proyectados a mas de un millón de personas en 81 países del mundo de los cuales aproximadamente el 60% esta en Venezuela, 20 % en los Estados Unidos, 4% en España, 3% en Colombia, 2,5 % en México, 1,5% en Argentina y un 9% repartido en los 75 países restantes a los que les han llegado mis escritos.  Luego seguí avanzando por el ciberespacio y en febrero de 2010 me uní a la red social twitter como @Gral_Vivas_P en la que ahora cuento con casi cuatrocientos mil seguidores en todo el mundo y luego abrí un canal en el portal youtube como GralVivasP en el que ya cuento con casi diez mil suscriptores. Aunque la capacidad comunicacional que he desarrollado, gracias a Dios, me ha permitido abrir una ventana al mundo y romper el cerco comunicacional, estoy consciente de que no puedo ni siquiera igualar el inmenso poder de penetración y difusión que tienen los medios de comunicación, con su ayuda tal vez hubiera logrado detener esto hace tiempo, pero ellos, tanto los que son propiedad del castrocomunismo como los que se autoproclaman como “de oposición”, no solo son grandes ausentes en la difusión de la verdad sobre la lucha por la supervivencia de la nación venezolana sino que también son grandes cómplices de la dictadura castrocomunista en el crimen de lesa humanidad que se esta cometiendo en Venezuela.

Me duele mucho y siempre me dolerá cuando recuerde que algunos de mis familiares me han abandonado en los momentos más difíciles, me decepciona que lo hayan hecho quienes fueron mis compañeros de promoción, no me importa que lo hagan los medios o las organizaciones que se autoproclaman como defensoras de los derechos humanos y me llena de orgullo que lo hagan los “partidos políticos”. El ser ignorado por organizaciones tan sucias y pervertidas como son los “partidos políticos” venezolanos me une mediante un vínculo de sufrimiento a todos aquellos que sufren los horrores de esta dictadura sin que nadie los mencione, sin que nadie entreviste a sus esposas ni a sus hijos, son los millones de venezolanos olvidados, me enorgullece estar de alguna extraña manera unido a ellos por el vinculo de la indiferencia y el olvido de politiqueros bastardos y medios de desinformación al servicio de intereses miserables como lo son la gran mayoría de los medios de comunicación venezolanos. 

Tres años he cumplido sitiado en mi casa y defendiéndome de la más sanguinaria narcodictadura comunista que ha existido en el hemisferio occidental, único caso en el mundo, y en ningún medio de comunicación se ha dicho o escrito nada al respecto. Nadie pidió al “gobierno” que liberara al General Ángel Vivas del asedio al que está sometido. Nadie convocó una marcha pidiendo respeto a mis derechos constitucionales y humanos cercenados y ni me mencionan en las que cada rato hacen. Ninguno de los “honorables” diputados “de oposición” de la Asamblea Nacional abogó por mi en su discurso. Ni el Excelentísimo y Reverendísimo Señor Cardenal Jorge Urosa Sabino ni ningún prelado de la iglesia católica venezolana me ha mencionado en alguna de sus homilías y mucho menos ha elevado al cielo una oración en mi nombre. Nadie en el Vaticano ha expresado su solidaridad con mi persona y mi lucha por la supervivencia de una nación católica como lo ha sido siempre Venezuela, no les importa que soy católico y estoy defendiendo la verdad, por la cual murió cristo, y enfrentándome a esa “doctrina criminal” o “ideología del mal” llamada marxismo o comunismo o socialismo del siglo XXI como la llamó Juan Pablo II en su libro Memoria e Identidad. El Consejo Mundial de La Internacional Socialista todavía no ha exigido que cese el asedio en mi contra y se restituyan mis derechos. La ONU no ha exigido a la dictadura venezolana que se levante el estado de sitio que tiene en mi contra por razones únicamente políticas, ni que se me otorgue una compensación de carácter material y moral como reparación integral por los daños causados a mi persona y mi familia durante casi 10 años de persecución política considerando que antes de ser sitiado por el castrocomunismo ya habia enfrentado un proceso penal militar que me condujo a un juicio en Corte Marcial que termino con una condena en mi contra emitida por un Consejo de Guerra por razones eminentemente políticas. La OEA, al igual que la ONU tampoco ha pedido que se me levante el estado de sitio se respeten mis derechos y se me indemnice material y moralmente. Ningún jefe de estado, ni gobierno, ni autoridad, ni organización, ni persona ha dicho LIBEREN A VIVAS. Por otro lado, mi esposa no ha sido invitada por ningún gobierno, ninguna autoridad religiosa o civil y ninguna organización del mundo para exponer mi caso y si se le ocurre ir por su cuenta muy probablemente no sería recibida ni escuchada en ninguna parte porque ella no es militante de ninguno de los “partidos políticos” venezolanos coalicionados en la MUD ni esta afiliada o tiene contactos con la poderosa mafia internacional conocida como Internacional Socialista. Ella es NACIONALISTA REPUBLICANA y por lo tanto, sin duda alguna, sería censurada e ignorada. 

Son tres años, 1096 días de mi vida durante los cuales no he podido salir a trabajar para buscar el sustento de mi familia, ir al médico cuando me enfermo(he tenido que curarme solo), o ir a darle el último adiós a seres muy queridos que han fallecido. Entre otras tantas limitaciones a mis derechos constitucionales y humanos. Pero a pesar de llevar tres años sitiado por la dictadura castrocomunista que como una hiena se mantiene al acecho esperando que caiga y fallezca de mengua o alguna enfermedad dentro de los muros de Blanquizal, gracias a Dios aún estoy de pie, sólido como el roble y el samán que fueron plantados en la Academia Militar de Venezuela cuando yo era cadete y que son símbolos de la fortaleza que debe tener un militar, un oficial, en tiempos difíciles. Desde que era un joven oficial muchos poderosos han intentado acabar conmigo, algunos como Hugo Chávez y Nicolás Maduro Moros han enviado a sus esbirros para que lo hagan. Pero ninguno ha podido hacerlo todavía… he sobrevivido… gracias a DIOS TODOPODEROSO Dios de los ejércitos, el único que obra maravillas, he sobrevivido, y mientras tenga vida y pueda mantenerme en pie seguiré adelante defendiendo esa hermosa bandera de 7 estrellas que continúa permanentemente izada aquí en la Quinta Blanquizal de Prados del Este, ondeando orgullosa en el cielo caraqueño esperando a que los venezolanos decidan salir a defenderla y a volverla a izar en todo el territorio nacional. 

“El General Ángel Vivas debe ser ignorado, no debe ser entrevistado, no debe ser televisado, su voz no debe ser escuchada y su pensamiento no debe ser difundido… EL GENERAL ÁNGEL VIVAS NO EXISTE”. Esa parece ser la orden muy probablemente emitida desde La Habana que es cumplida fielmente por: la banda de narcotraficantes, asesinos y ladrones que usurpa el poder en Venezuela; sus colaboracionistas (cómplices) de “oposición” y la gran mayoría de los medios de comunicación nacionales e internacionales. Pero la realidad es que los planes de censurarme, bloquearme y silenciarme para que pase el tiempo y muera ignorado, olvidado y malinterpretado no les están saliendo muy bien pues mi mensaje si está siendo proyectado y fluye no a través de unos medios convencionales cada vez más parcializados y desacreditados sino a través de la gente, boca a boca, y por las redes sociales que me permiten proyectarlo con fuerza. 

El General Ángel Vivas si existe y esta siendo escuchado.

Por El General Ángel Vivas en Losescritosdelgeneralvivas

Relacionados  Familiares denuncian que la vida del General Ángel Vivas corre peligro y sería enviado a la Habana

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: