humbertolarralde

(10/03/2017) Para el  ciudadano de pie no hay  un mensaje positivo este año según el Presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas Humberto García Larralde. El economista enfatizó que para  el venezolano que vive de un salario y que está sometido a esta penuria, lo que le queda es activar su capacidad de movilización, con protestas.

Resaltó que tras la Encuesta Condiciones de Vida elaborado con los datos de 2016, hay un “empobrecimiento trágico” que alcanza un nivel de casi un 82 por ciento, lo que significa que las persona no mejoran su situación, van consumiendo activos, y sus reservas.  Larralde considera que estamos en proceso de deterioro progresivo, que a su juicio es un semblante, un reflejo, de lo que es el deterioro de toda la economía.

“Lo que está ocurriendo es que en la medida de que pasan tres años las personas siguen sin ingresos,  drenando sus ahorros, sin poder trabajar en lo que realmente saben hacer, se transforma en pobreza estructural de la que es mucho más difícil salir. No se puede separar la situación de la pobreza del venezolano, del deterioro, con el desastre económico que estamos viviendo”.

Tras los aumentos de la unidad tributaria y el bono de alimentación, consideró que estas medidas generan una ilusión monetaria,  retroalimenta la inflación, e incremente la especulación.

“Cada vez que sube el salario mínimo con estos decretos la situación se hace todavía más difícil. No hay libertad de oferta y demanda, el mercado está sumamente restringido, no hay acceso a las divisas para importar insumos y atender las necesidades de ofertas del país, hay una serie de penalidades y errores y hay monopolios como la distribución de alimentos”, señaló.

En este 2017 el investigador manifestó que el margen de operaciones en materia económica para el gobierno es menor,  los activos que tiene la república en el exterior están “básicamente comprometidos”  y la reducción de las importaciones va a aumentar más que el año pasado.

“Eso significa desabastecimiento, mayor inflación, mayores penurias para el venezolano, la situación va a ser peor porque el gobierno se niega a rectificar sus políticas”.  

Con respecto al futuro de los micros y medianos empresarios, destacó que viene más desempleo y cierre de compañías. Explicó que la reducción del ISLR no compensa,  el incremento de sus costos, y además indicó que sobre el inversionista recae una serie de regulaciones y controles que se aplican de manera muy discrecional y que da pie a extorsiones.

Relacionados  Revelan nuevos fraudes multimillonarios en PDVSA bajo la gestión de Eulogio del Pino

“Un sector como la pequeña y mediana industria que debería ser un caldo de cultivo para la innovación, para el emprendimiento para la mejora en la producción, está totalmente asfixiado por estas políticas del gobierno y en absoluto una medida parcial como esa de bajar el ISLR va a aliviarle la situación”.

Humberto García Larralde agregó que la única manera de resolver el conflicto económico es derrotando a la inflación, y generar condiciones para que el aparato productivo se reactive y genere empleos con remuneraciones crecientes, que permitan establecer los equilibrios entre lo que gana la persona y el precio de los bienes que necesita para vivir.

“La clase media está sumamente disminuida a punto de desaparecer. La encuesta Encovi recoge el incremento de las familias que solamente comen dos veces al día, y unas hasta una sola vez al día, y los reportes a nivel de escuelas es realmente desastroso, como los niños se desmayan, o no van a la escuela o llegan tarde porque no tienen como desayunar, en fin hay una situación realmente trágica que el gobierno de una manera muy cruel se niega a atender”, enfatizó.

Considera que nuestro país efectivamente está entre los más pobres de América Latina cercano a Haití. “Tenemos un desorden monumental  que lo que hace es impulsar e inflar los precios”.

Para salir de la crisis dijo que lo que hay que hacer inmediatamente es unificar el tipo de cambio, buscar financiamiento externo, liberar el mercado externo de tal forma que las empresas tengan accesos a las divisas a un precio muchísimo menor que el dólar paralelo, eliminar el déficit fiscal, atacar la inflación y levantar los controles de precios.

Calificó la política económica del gobierno como “suicida” ya que a su juicio lo que hay detrás son “poderosísimos intereses que están haciendo negocios más grande de toda su vida, aprovechándose de los controles, las regulaciones a expensas de la situación de vida de los venezolanos”, advirtió.

La Patilla

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: