clap_diciembre

(16/03/2017) El hambre le sigue hablando de frente al presidente Nicolás Maduro y él no parece entender. Esta tarde durante su visita al Centro Nacional de Genética Médica, ubicado en Guarenas (Miranda), con motivo del IX aniversario de la Misión José Gregorio Hernández, Joandri Smith, mujer de 25 años, soltera y madre de 4 hijos, uno de ellos con una posible condición especial, le manifestó al jefe de Estado que aún vive en un refugio y que sus pequeños están presentando problemas de nutrición.

Antes de comunicarle sus problemas, Smith le dice a Maduro que no lo esperaba y que va a pedirle algo. El primer mandatario le advierte que están transmitiendo en vivo por televisión. Un segundo más tarde la mujer le suelta: “vivo en un refugio…”. Maduro le quita la miraba y voltea buscando a la “almiranta” Carmen Meléndez (ministra del Despacho de la Presidencia de la República) y suelta: “Hay que resolverlo inmediatamente”. La dama prosigue: “… soy de muy pocos recursos y mis niños están presentando problemas de nutrición”. Maduro responde: “¿Verdad?, vamos a atender todo eso”. Le vuelve a preguntar el nombre. Bromea con este, “tienes nombre de actriz, vale”, dice y se ríe.

Posteriormente resalta: “No debe haber familias en refugios”. Nada del problema alimenticio, ni del poder adquisitivo.

Desde diciembre no llega el CLAP

Minutos más tarde y después de recorrer algunas salas del centro, Maduro se para frente a un joven con problemas de movilidad. Le acerca el micrófono a Christian Acosta, quien sin siquiera saludarlo le cuenta que en estos días le cuesta trasladarse a sus terapias, que no cuenta con recursos económicos para su tratamiento médico y que desde “el mes de diciembre no le llega el CLAP”.

Maduro le afirma que “tiene que llegar el CLAP” y pide que se mande “un inspector” a la zona donde reside el joven. Bendice al muchacho, agradece el encuentro y luego le pregunta si canta. Acosta responde afirmativamente y entona “Eres una en un millón” (tema popularizado por Ilan Chester).

Después de ambos relatos sólo queda pensar que con este Gobierno esté bien lejos eso de ser “plácida la vida”.

Tal Cual Digital

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: