LuisJoseDiazVelasquez

(24/03/2017) A las 11:30 de la mañana del miércoles 22 de marzo, Luis José Díaz Velásquez, de 21 años de edad, estudiante del tercer semestre de Educación en la Upel, fue visto por sus vecinos comprando hielo frente a su residencia, ubicada en la terraza 25 de la urbanización Ciudad Hermosa de Nueva Cúa en el municipio Urdaneta de los Valles del Tuy.

Algunos conocidos lo saludaron y certifican que regresó a su casa. Ningún ruido los alertó en el resto del día. Tampoco observaron a personas desconocidas merodeando la zona y no fue sino al final de la tarde cuando se enteraron que el muchacho había sido asesinado.

Una hermana de Díaz fue quien encontró su cadáver en la habitación que ambos compartían. Cuando llegó a casa notó que en el piso de la sala había sangre y eso la alertó, así como algunas servilletas, que hacen presumir a las autoridades que los homicidas intentaron limpiar la escena del crimen.

Luis José Díaz Velásquez estaba atado de manos y pies, amordazado y en diferentes partes de su cuerpo se le apreciaron múltiples heridas punzo penetrantes. Las autoridades presumen que los homicidas entraron a la residencia y lo mataron para luego robar objetos de valor. Se llevaron dos televisores tipo plasma, comida, zapatos, ropa íntima y maquillaje, propiedad estos últimos de la madre y hermana del fallecido.

No descartan que el joven conociera a algunos de los victimarios y por eso se ensañaron con él. Antes de huir, los desalmados dibujaron con sangre una carita triste en la puerta del cuarto del muchacho.

Pastoral Juvenil

Díaz Velásquez era cursante del tercer semestre de Educación Integral en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (Upel), núcleo Urdaneta. Además, integraba el Secretariado Pastoral Juvenil de la iglesia católica en Nueva Cúa.

Relacionados  Hijo del dueño de Rey David vino al país de visita y lo matan en intento de atraco

“Le han quitado la vida a un excelente muchacho, quien siempre estuvo dispuesto a ayudar en la universidad, en su comunidad y en la iglesia. Esto demuestra el grado de descomposición en el que está sumergida la sociedad venezolana”, dijo una de las compañeras de clases de Díaz Velásquez.

Consternación colectiva

El suceso causó repudio e indignación en la masa estudiantil que exige el esclarecimiento del caso “y que no quede como un crimen más; engavetado”.

Díaz Velásquez era estudiante del tercer semestre de Educación Integral en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (Upel) y formaba parte del Secretariado Pastoral Juvenil de la iglesia católica en Nueva Cúa.

Sus compañeros de clases lo calificaron como una excelente persona, siempre dispuesta a ayudar al prójimo. Pidieron a las autoridades esclarecer este crimen que causó repudio e indignación en la masa estudiantil.

Reporte Confidencial y Diario La Voz

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: