repudio_internacional_golpe

(31/03/2017) Distintos gobiernos han expresado su preocupación y rechazo por la delicada situación en Venezuela, calificada por Luis Almagro (OEA) como un “autogolpe”, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) asumiera las competencias del Parlamento.

Perú: El primero en manifestar su contundente rechazo fue el gobierno del Perú que decidió retirar definitivamente a su embajador de Venezuela.

La Unión Europea, por su parte, urgió un “calendario electoral claro” en Venezuela y respeto a la Asamblea Nacional.

Estados Unidos denunció que la “usurpación” del Poder Judicial es “una ruptura de las normas democráticas“. Además, señaló que el dictamen “daña en gran medida las instituciones democráticas de Venezuela y niega al pueblo venezolano el derecho de moldear el futuro de su país a través de sus representantes elegidos”. Por ello, el Departamento de Estado norteamericano concluyó: “Lo consideramos un grave revés para la democracia en Venezuela“.

México: El canciller mexicano, Luis Videgaray, aseguró en Bogotá que su gobierno está preocupado por lo que considera un “deterioro del orden democrático” del país bajo el régimen chavista. El diplomático envió su mensaje luego de una reunión con su homóloga colombiana, María Ángela Holguín.

Panamá: El Gobierno de Panamá manifestó su “profunda preocupación” ante la medida adoptada por el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, que ha eliminado las facultades de la Asamblea Nacional, por considerar que “agrava la situación política, económica, social y humanitaria” del país.

Colombia: La representante del gobierno de Juan Manuel Santos también se sumó a la condena. “Rechazamos esta no división de los poderes. Acá es clarísimo que necesitamos unos poderes públicos fuertes, independientes, para poder fortalecer la democracia”, dijo Holguín en rueda de prensa. En un comunicado emitido poco después por la Cancillería colombiana, el gobierno colombiano señaló su “profunda preocupación” por la decisión.

Relacionados  ENTÉRATE: Estos son los efectos perversos de la sentencia de medianoche del TSJ

Argentina: El mandatario argentino Mauricio Macri, quien este jueves se reunió con la esposa del preso político Leopoldo López, Lilian Tintori, hizo un “llamamiento a recomponer el orden democrático” y manifestó su preocupación. Además, remarcó la necesidad de que se cumpla un calendario electoral.

Brasil, por su parte, emitió una nota con un tono de condena hacia el dictamen. “El gobierno brasileño repudia la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Venezuela que retiró de la Asamblea Nacional sus prerrogativas, en una clara ruptura del orden constitucional“, aseguró el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

Chile, a su vez, expresó su “más alta preocupación” por la decisión de la Corte Suprema. “Esta situación nos lleva a consultar con los países amigos cómo proceder de ahora en adelante“, agregó el canciller Heraldo Muñoz, quien también reafirmó lo expresado por 20 países durante una sesión en la OEA en la que pidieron pasos concretos en el organismo para lograr un mayor diálogo y que el país salga de la crisis. El jefe de la diplomacia chilena señaló que lo que su país quiere “es un entendimiento en Venezuela, que los propios venezolanos resuelvan sus asuntos. Pero claramente esto va en la dirección opuesta”. Más tarde, el gobierno de Michelle Bachelet llamó a informar a su embajador en Caracas, Pedro Felipe Ramírez.

Presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani expresó su apoyo a la Asamblea Nacional, luego de sentencia del TSJ.

España: El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, advirtió este viernes ante la decisión del TSJ de Venezuela de asumir las competencias de la Asamblea Nacional, que “Si se rompe la división de poderes, se rompe la democracia. Por la libertad, la democracia y el Estado de Derecho en Venezuela”.

 Con información de Infobae

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: