maduro_y_luisa_ortega_diaz

(02/04/2017) Para los que creemos que todo lo ocurrido con el TSJ, la Fiscal Luisa Ortega Díaz, Maduro y algunos actores secundarios del PSUV ha sido un montaje muy mal hecho, creemos también que el rumor que se está divulgando en las redes acerca de una posible renuncia de la Fiscal podría ser cierto.

Sorprende la fe en la fiscal que han depositado muchos opositores incluso algunos que han pagado cárcel o exilio por culpa de ella. Esto es sin duda un gesto notable de la oposición que es capaz de abrirle los brazos a chavistas arrepentidos o conversos demostrando así que es posible un panorama futuro de reconciliación entre los venezolanos.

Pero el caso de la fiscal es notable porque desde los tiempos de Chávez ha sido figura clave del régimen habiendo manejado casos emblemáticos como el de la ONG Súmate (María Corina Machado), Simonovis, Leopoldo López y decenas de estudiantes detenidos sin más pruebas que las acusaciones de la PNB y GNB. Muchos de esos casos tienen vicios procedimentales y violaciones al debido proceso que podrían comprometer a la fiscal tanto o más que al mismo presidente del TSJ que está prácticamente hundido.

De modo que si bien la denuncia ha sido un acto “heroico” dentro de este acto mal montado, tal vez la fiscal no esté dispuesta a llegar hasta el final que establece la ley, lo cual implica destituir a los magistrados incursos en delito y procesarlos penalmente.

Por ello luce bastante creíble que la fiscal suelte “la pesada carga” que tiene sobre sus hombros y presente su renuncia en los próximos días dándole paso a un nuevo fiscal  que por ley debería ser  elegido por la AN pero como esta se encuentra en desacato según el TSJ, la elección del nuevo fiscal correspondería a los mismos magistrados que cometieron delito. De esta forma todo regresaría a la normalidad chavista de dictadura pura y dura.

Relacionados  Consejo de Defensa de la Nación continúa con la ruptura del orden constitucional

Si Maduro logra que la fiscal renuncie, habrá logrado su objetivo porque el nuevo fiscal chavista – violatorio de la ley – le dará largas  a este asunto y Maduro podrá seguir con una raya más en su accidentado periodo presidencial  y si todo sigue “excesivamente normal”  podría seguir en el gobierno fácilmente muchos años más.

La otra versión

Sectores de la oposición que sí creen en la heroína Luisa Ortega Díaz consideran que la fiscal no piensa renunciar ni ahora ni en un futuro inmediato y que tiene toda la intención de seguir cumpliendo sus funciones y llamar la atención cuando alguno de los “poderes” quiera romper el hilo constitucional, tal como lo hizo esta semana la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia.

Según ellos, el encuentro con Maduro no va a cambiar su decisión. Parafraseando a Rómulo Betancourt, Luisa Ortega Díaz ni renuncia ni la renuncian.

Evidentemente todo venezolanos decente debe preferir esta última versión de los hechos y que se materialice bastante pronto para sanear la democracia pero nadie está dentro de la mente de la fiscal y sus allegados hasta el momento no sueltan prenda.

La presión nacional e internacional será decisiva para definir este camino a favor de la democracia.

7c

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: