aldo_giordano_dialogo

(10/04/2017) El gobierno de Maduro está jugando varias piezas a la vez con el firme propósito de enfriar la calle restableciendo el dialogo y desprestigiar a la Mesa de la Unidad. Por un lado Maduro anunció este domingo 9 de abril que está “ansioso” de que se realicen elecciones regionales que debieron celebrarse el año pasado y por el otro, la flamante canciller de la república, Delcy Rodríguez, sostuvo ayer mismo una reunión con el nuncio apostólico de Venezuela, Aldo Giordano, en la Casa Amarilla, sede de la Cancillería.

El nuncio apostólico Aldo Giordano perdió credibilidad en amplios sectores de la oposición por dos hechos duramente criticados. El primero fue cuando Giordano asistió a la polémica presentación de la Memoria y Cuenta 2016 que el pasado 15 de enero hizo Maduro ante el TSJ – no ante la Asamblea Nacional como manda la constitución. El segundo evento no fue cuando el nuncio decide asistir a la boda del hijo de Calixto Ortega, un acto no oficial sino privado al que asistieron solo chavistas, enchufados y personalidades afectas al régimen.

Aldo Giordano fue una de las figuras más influyentes en organizar las mesas de diálogo cuyo resultado fue el desprestigió de la Mesa de la Unidad cuando la calle se estaba prendiendo en meses anteriores y parece que nuevamente el nuncio apostólico está dispuesto a lanzarle otro salvavidas al régimen.

Sería descarado y muy mal visto que el nuncio apostólico se le ocurra plantear nuevamente el reinicio de las mesas de dialogo cuando ha habido un golpe descarado contra la AN y después de  las supuestas aclaratorias del TSJ, aún no se restituyen las competencias del legislativo.

Relacionados  Justicia Promiscua

7c

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: