eeuu_madre_de_las_bombas

(13/04/2017) Estados Unidos ha lanzado una bomba GBU-43/B, conocida coloquialmente como la ‘madre de todas las bombas’ (Massive Ordnance Air Blast bomb, MOAB su sigla en inglés), en Afganistán, según fuentes militares con conocimiento de la operación. El objetivo del ataque han sido una red de túneles que supuestamente utiliza el grupo terrorista Estado Islámico en el distrito de Achin, en la provincia de Nangarhar.

Nos tomamos la lucha contra contra el Estado Islámico muy en serio. Hemos tomado las precauciones necesarias para evitar muertes de civiles a costa de la operación”, ha explicado Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca, en una rueda de prensa posterior al ataque. Según el Pentágono, antes de lanzar el ataque, se enviaron drones de reconocimiento y se están utilizando satélites para cuantificar el daño y resultado del lanzamiento.

El dispositivo ha sido lanzado a las 19.32 hora local de este jueves, ha confirmado Spicer. La GBU-43/B se trata de una bomba convencional de gran diámetro de detonación desarrollada por el ejército estadounidense.

afganistan

La provincia de Nangarhar, en el este afgano y cerca de la frontera con Pakistán, es la remota región en la que los yihadistas del EI se han asentado para ampliar su presencia en la que llaman provincia de Jorasán (parte de su autoproclamado califato).

En un comunicado distribuido por el Mando Central estadounidense se indica que la bomba fue lanzada desde uno de sus aviones. “El ataque ha sido diseñado para minimizar el riesgo para los ciudadanos afganos y las fuerzas estadounidenses que están en la zona al tiempo que se destruye el mayor número posible de terroristas del EI y sus instalaciones”, indica el documento.

Es la bomba no nuclear más potente de Estados Unidos y, según el portavoz del Pentágono, Adam Stump, es la primera vez que se utiliza en combate. Fue desarrollada durante la guerra de Irak y fue diseñada para ser lanzada con un avión de transporte táctico C-130 Hércules.

“Esta es la munición adecuada para reducir los obstáculos y mantener el ritmo de la ofensiva contra el EI-Jorasán”, ha explicado en un comunicado el general John W. Nicholson, comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, quien recordó que los yihadistas han estado trabajando en defensas subterráneas y búnkers.

El uso de la “madre de todas las bombas”, que mata con la imponente presión de aire que genera, indicaría que la zona estaba ampliamente ocupada por operativos e instalaciones del EI, sin evidente presencia civil.

Es el segundo ataque que realizan las fuerzas estadounidenses en una semana después de que el presidente, Donald Trump, ordenara bombardear una base militar siria el pasado jueves como represalia por el ataque con armas químicas en la provincia de Idlib del que culpa al régimen de Bachar al Asad.

Veer articulo completo en El Español

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: