Corrupcion_Tarek_PDVSA

(03/05/2017) El ex-gobernador del estado Anzoátegui y actual defensor del pueblo, Tarek William Saab aparece vinculado a una red de empresas contratistas de Pdvsa y otros organismos gubernamentales comenzaron con un modesto capital y al cabo de pocos años se han convertido en grandes consorcios internacionales, reporta la periodista Maibort Petit.

Durante la gestión de Tarek William Saab como gobernador entre los años 2004-2012, fueron entregados contratos millonarios a un grupo de cinco empresas que están en manos de dos familias muy ligadas al actual defensor del pueblo según un reporte en nuestro poder. Las empresas están dominadas por los siguientes individuos:

1) Elías Ramón Koury Guevara (Sol Luisa Rodríguez     Guanipe)

    Yafeh Manuel Koury Guevara

    Jorge Nasser Koury Guevara

2) Alejandro Josue Ruíz Mazzeo

    María Trina Ruíz Mazzeo

    Juan Antonio Ruíz Mazzeo

De acuerdo a un reporte -que contiene evidencias-, los hombres de mayor poder en el esquema de corrupción empresarial que ha funcionado por más de una década son Elías Ramón Koury Guevara y Alejandro Josue Ruíz Mazzeo. Los dos empresarios aparecen a la cabeza de negocios millonarios, y poseen múltiples propiedades en el extranjero.

Una de las características que llama la atención es que las empresas pasaron de ser entidades con modesto capital a empresas multinacionales, con propiedades, aviones y presencia en varios países. El crecimiento se produjo en menos de 5 años de operaciones.

Los contratos millonarios provenientes en su mayoría de Pdvsa- Oriente, y de los entes dependiente de la Gobernación del estado Anzoátegui fueron aprobados con abismales sobreprecios y a través de adjudicaciones directas, violando las leyes de licitación.

El reporte dice que las empresas que participan en el esquema hicieron entregas semanales de dinero en efectivo “de al menos 10 mil dólares” al gobernador o sus emisarios durante sus dos períodos de gestión en la gobernación de Anzoátegui.  Los encuentros para recibir el dinero -proveniente de la corrupción- se realizaban en una oficina ubicada en el Centro Comercial Anna de Lecherías.

Los empresarios beneficiados por los contratos millonarios pagaban sobornos exorbitantes a los funcionarios públicos, que incluían comisiones en efectivo, además costosos obsequios como de apartamentos lujosos.

De acuerdo al reporte, una parte de las comisiones fueron pagadas a través de empresas offshore a cuentas bancarias de los Estados Unidos  y Suiza.

Las empresas invirtieron  millones de dólares en la campaña electoral de Saab para que permaneciera en el poder por 8 años consecutivos. Y posteriormente, suministraron recursos para mantener la gobernación del Psuv. Los sucesores de Saab, Aristóbulo Istúriz y al interino, Nelson Moreno también recibieron sumas millonarias para las respectivas campañas electorales.

El modus operandi usado por los empresarios y los funcionarios públicos implicados en el esquema de corrupción, ha sido descalificar las empresas que participan en las licitaciones que no forman parte de la “matriz de licitación”.

La llamada “matriz de licitación”  incluye la creación de 3 a 5 compañías que son utilizadas para armar cuadros de licitaciones privadas, de tal forma de garantizarse siempre la adjudicación de contratos. Bajo esta estrategia, si una empresa del holding no logra el contrato usan otra corporación del mismo grupo paga ganar por descarte.

Por casi una década y media, las empresas que forman parte del esquema de sobornos y de corrupción consiguieron posicionarse como contratistas de PDVSA y de las empresas mixtas del estado Anzoátegui, gracias a una red de tráfico de influencias encabezada por el actual defensor del pueblo y otros altos funcionarios del gobierno chavista.

El grueso de los contratos han sido otorgados por Pdvsa-Oriente, y otros fueron logrados por adjudicaciones de organismos dependientes de la gobernación de ese estado y del gobierno nacional, tales como Covinea y Ministerio del Poder Popular para el Transporte, entre otros.

El reporte señala que uno de los empresarios, Alejandro Ruíz  Mazzeo sostuvo encuentros con Saab en un yate de su propiedad, de 60 pies, que suele encontrarse anclado en la marina Américo Vespucio de Puerto La Cruz. En muchas oportunidades, los encuentros incluyeron la presencia de altos funcionarios de Pdvsa y del alto gobierno, entre quienes destacan al actual diputado del Psuv, Diosdado Cabello,  el director Ejecutivo de la Faja Petrolífera del Orinoco, Pedro José León Rodríguez (actualmente prófugo de la justicia venezolana) y al actual ministro Aristóbulo Istúriz.

El reporte solicita que el Ministerio Público haga “una auditoría urgente tanto en Pdvsa-Anzoátegui como  en la gobernación del estado y las empresas mixtas para que puedan evaluar los montos del dinero que ha sido robado de las arcas del Estado venezolano, a través de este mecanismo corrupto de adjudicación de contrataciones con sobreprecio y a dedo”.

Leer artículo completo en el Blog de Maibort Petit LECTURA RECOMENDADA

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: