Amy_Cambar_bebe

(06/05/2017) Una niña de dos meses murió de un paro respiratorio la madrugada del pasado jueves, tras resultar afectada por los gases lacrimógenos que lanzaron efectivos de la GNB frente a la Ciudad Hospitalaria Doctor Enrique Tejera.

La madre de la bebé,  Amy Cambar, intentaba retirar el cuerpo de su hija en el Departamento de Patología Forense de la CHET este viernes .

Cambar señaló que la niña había ingresado al hospital pediátrico el 20 de abril por presentar hidrocefália y espina bífida, por lo que la iban a operar.

No tenía problemas respiratorios, pero el miércoles funcionarios de la Guardia Nacional lanzaron bombas lacrimogenas que invadieron el hospital pediátrico por lo que se vieron afectados varios niños que estában alli. Según dijo, los médicos le aseguraron que la niña presentó complicaciones respiratorias tras inhalar los gases lacrimógenos.

La madre cuestionó la actuación de la Guardia Nacional, pues los efectivos debieron tomar en cuenta que estaban frente a un hospital. Amy Cambar comentó que su bebé era la menor de cinco hijos.

La noche del miércoles unos cincuenta niños del hospital pediátrico tuvieron que ser movilizados a otras áreas por el personal de guardia, porque se estaban asfixiando producto de los gases lacrimógenos.

Cabe destacar que la GNB ha realizado este tipo de actuaciones contra recintos hospitalarios y escuelas afectando de manera notable a niños y representantes. A pesar de lo anterior Padrino López, el principal responsable de estos hechos, afirma que las FANB no reprimen.

Vía El Carabobeño

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación:

Relacionados  ¿DESPUÉS DE 40 ASESINATOS? Padrino López: “La FANB no reprime”