dabukuri-contra_chavismo1

(18/05/2017) “La guerra del Dabukurí ha comenzado este miércoles”, anunció el gobernador del Amazonas venezolano, Liborio Guarulla. Y a primeras horas de la mañana, diferentes etnias indígenas se congregaron en la ciudad de Puerto Ayacucho, la capital del estado, para marchar contra “la oscuridad de la dictadura” y materializar la maldición indígena que hace una semana lanzó el gobernador contra Nicolás Maduro para sacarlo del poder.

“¡Dabukurí! ¡Dabukurí!”, gritaba la multitud reunida frente a la plataforma de un camión donde Guarulla —sin camisa, adornado con una corona de plumas y collares de semillas— invocaba a sus ancestros, soplando cenizas al aire. Mientras, sus ayudantes agitaban maracas y azuzaban el humo de las brasas que ardían en un pedestal de barro.

El gobernador lo había advertido el pasado 10 de mayo. “Voy a convocar a mis ancestros, a mis chamanes, para que la maldición del Dabukurí caiga sobre esa gente que ha tratado de hacernos maldad”, advirtió Guarulla, al enterarse de que el gobierno de Maduro —que controla todos los poderes públicos, excepto el Parlamento— lo inhabilitó por 15 años, en los que no podrá presentarse a elecciones.

La maldición Dabukurí contra Maduro y su gente ya está en marcha.


¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación:

Relacionados  Liborio Guarulla anuncia Gran marcha de chamanes. No morirán sin tormento #17May