detenidos_tachira

(31/05/2017) En condiciones infrahumanas mantienen a más de 100 personas aprehendidas por la GNB durante las protestas de la oposición, la mayoría durante las protestas de calle o saqueos registrados los últimos días en distintos sectores de San Cristóbal y municipios aledaños, así lo denunciaron familiares al pedir no ser identificados. La Nación

Ya la situación de hacinamiento a los que son sometidos los detenidos en esta instalación militar, que no cuenta con un centro de detención preventiva adecuada, había sido anteriormente denunciada pero este domingo, la agudización de la misma quedó evidenciada cuando los familiares acudieron a la visita y se encontraron con esta lamentable y hasta ilegal realidad que está ocurriendo.

En un estacionamiento, espacio abierto del Comando Zonal 21, en cuatro patrullas de la GNB de las conocidas como “jaulas” hay entre 15 y 17 detenidos, todos masculinos; mientras que para 11 mujeres habilitaron una cava. Otros tantos se encuentran a las afueras de estas unidades, durmiendo en el piso, pernoctando mientras continúa el proceso por los presuntos delitos que cometieron.

Otro grupo más pequeño, unos siete detenidos (entre hombres y mujeres), yace en la parte interna del comando, también esperando que los procesen. Lo delicado del asunto no queda allí, que los tengan en condiciones precarias, sino que además los diminutos espacios los están compartiendo con delincuentes previamente aprehendidos por otros delitos, precisaron quienes denunciaron al mostrar fotografías.

Afortunadamente, por orden de tribunales, los infractores menores de edad, tanto masculinos como femeninos, también detenidos en el marco de manifestaciones o saqueos, han sido trasladados a los respectivos centros de detención para adolescentes.

Ducha y sanitario, solo una vez al día

En cuanto a la alimentación para los privados de libertad, no depende de la GNB; se la suministran sus familiares, para ello les permiten que de 8-9 am les lleven el desayuno; de 12-1:30 pm el almuerzo, y de 4:30 a 5:30, la cena.

Quienes tienen familia en la entidad, generalmente garantizan las tres comidas diarias, y casi siempre las comparten con los que no tienen parientes en la entidad; es decir, se da el mismo fenómeno que ocurre con los detenidos por otros delitos ajenos a protestas o saqueos.

El acceso a los sanitarios solo se les permite en la mañana, si surge una necesidad en el resto del día, deberán hacerlo en recipientes dentro de las “jaulas”, la cava, o en el sitio donde los tienen retenidos, luego otro detenido pasa, recoge los envases y se encarga de deshacerse de ellos.

El aseo personal solo es permitido una vez. En la instalación militar disponen de una manguera para tal fin, sacan en grupos a los detenidos para que tomen el baño diario, en el mismo estacionamiento, comentaron los denunciantes.

Por ser damas, las detenidas no tienen mayores privilegios. También a primera hora de la mañana les permiten el acceso al dormitorio de los funcionarios para que se duchen y usen el sanitario, si el resto del día no cuentan con algún efectivo que les haga el favor de llevarlas de nuevo al servicio, las mujeres hacen sus necesidades dentro de la cava.

Lo que argumentan los militares al ser cuestionados por los familiares sobre las condiciones en las que se encuentran los detenidos, no solo encerrados en espacios tan pequeños y en limitadas condiciones, unos afuera y otros en el interior de las patrullas, les habrían explicado que a fin de aprovechar el espacio, dentro de las unidades ubicaron a los adultos jóvenes, de contextura delgada o menuda, mientras que a las afueras mantienen a los adultos de mayor complexión, dijo a la prensa el familiar de uno de ellos.

“El hecho es que dentro o fuera, sus derechos más elementales están siendo vulnerados, a expensas de que muchos de ellos ya han sido presentados por el Ministerio Público y que los tribunales les dictaron medidas sustitutivas de libertad, previa presentación de fiadores, trámite condicional que no siempre es expedito, a veces se extiende hasta por un mes. Otros esperar los 45 días de investigación”, reiteraron algunos familiares al presentar las fotografías.

En el 99 por ciento de estos casos el Ministerio Público asumió las investigaciones. Solo uno de los detenidos está siendo procesado por Fiscalía Militar, imputado de presuntamente haber intentado desarmar a un funcionario de la GNB que lo arrestaba, tras los saqueos y hechos vandálicos ocurridos hace unos días en la Troncal 5.

Culpables o inocentes, no es un secreto el hacinamiento del que están siendo víctimas los detenidos en el Comando Zonal 21, donde no se están respetando los derechos humanos básicos que tienen, y que el Estado está en la obligación de garantizarlos, razón por la cual los familiares exhortan a los tribunales y entes a los que les compete la situación, como la Defensoría del Pueblo, a buscar soluciones inmediatas, se indicó en espera de soluciones.(MB)

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: