brasil_bombas_lacrimogenas_17jun

(17/06/2017) Sin duda que Maduro ha hecho esfuerzos inclementes para tener al pueblo sometido a su yugo y para ello ha hecho compras desesperadas pero no de alimentos ni medicamentos sino de bombas lacrimógenas y tanquetas.

Sin embargo, gracias a las denuncias hechas por opositores venezolanos  contra la empresa brasileña, Condor Non-Lethal Technologies, encargada de vender al régimen de Maduro con suministros antimotines para reprimir a la población, finalmente se logró que el gobierno de ese país comprendiera que era necesario impedir la venta de bombas lacrimógenas a Venezuela.

Al verse implicada en denuncias, la empresa brasileña Condor dijo en un comunicado que no juzga las políticas de sus clientes. Pero señaló que suspender la entrega de productos como gas lacrimógeno, gas pimienta y balas de goma dejaría a las fuerzas de seguridad del régimen de Maduro sin otra alternativa que usar armas de fuego.

Sin embargo el lamento de Condor no fue escuchado por el presidente Temer quien decidió prohibir una operación de venta de 23 toneladas de bombas lacrimógenas que el régimen de Nicolás Maduro pretendía comprar a la empresa brasileña.

En medios políticos de Brasilia se comentaba que el caso, pese tratarse de un día feriado en ese pais, estaría siendo analizado a nivel presidencial y de la Cancillería de Brasil. A media tarde del 16JUN17 se recibió desde el presidencial Palacio de Planalto un mensaje según el cual la exportación estaría suspendida. Fuentes de la cancillería brasileña, aseguraron que “la venta de materiales de defensa y seguridad para Venezuela están suspendidas”.

El hecho tambien fue denunciado en su cuenta de Twitter el reconocido periodista venezolano Nelson Bocaranda, quien comentó como una buena noticia la negativa del Gobierno brasileño a que se concretara la operación.


El propio Bocaranda había denunciado el jueves en Twitter la compra de las 23 toneladas de bombas lacrimógenas a la empresa brasileña de la industria química, Condor, y adjuntó evidencias de la factura y el documento contractual que avalan la operación. La compra se hizo a través de la empresa VEXIMCA, a cargo del General Yoffreda.

La frustrada operación de compra de lacrimógenas recibió también el rechazo de la aerolínea Avianca Brasil, que aclaró en su cuenta de Twitter que ese envío de bombas lacrimógenas hacia Venezuela no se había realizado ni se realizará a través de esa línea aérea.

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: