Luis-Alfonso-Davila_MaduroChavez

(21/06/2017) El coronel (r) Luis Alfonso Dávila, ex presidente del antiguo Congreso Nacional y ex ministro de Relaciones Interiores durante el primer gobierno de Hugo Chávez afirma que tanto el gobierno de Chávez como el del presidente Nicolás Maduro han conducido al Estado venezolano a un proceso de disolución.

Dávila milita hoy en día en la Alianza Nacional Constituyente que ha propuesto al país la realización de un referendo consultivo para el 24 de julio con el propósito de demostrarle al mundo que “un 87% de nuestro pueblo” rechaza la constituyente y al presidente Maduro.

A continuación nuestra entrevista:

La figura de Luisa Ortega Díaz se ha tornado muy controversial ¿Qué piensa usted?

-Yo no he venido a calificar la actuación de las personas. Yo en este momento celebro que la Fiscal General de la República haya tenido, por decirlo así, las faldas bien ajustadas para decirle a Venezuela que ella está por encima del interés personal y ha empezado a ver, de modo claro, en función del interés de Venezuela.

Ella dice que está defendiendo el legado de Chávez. Uno se pregunta: ¿existe un legado de Chávez?

-Yo no sé lo que ella defiende. Lo que sí sé es lo de la gravedad de la situación económica y social de Venezuela. Por lo tanto, todo aquél que venga a obrar en beneficio de esa situación es bienvenido; sea hombre, sea mujer; sea militar, sea religioso o sea quien sea.

Pero, ¿existe un legado de Chávez?

-Chávez fue un fenómeno que, lastimosamente, botó por la borda todo aquello que se le dio en un momento determinado para hacer de Venezuela un extraordinario país. Lo puedo decir con absoluta propiedad: se le dio una nueva Constitución; se le dieron normas y leyes; se le dio dinero. Fui testigo de primer orden en cuanto a la búsqueda de recursos; que llegaron al monto de 100 dólares por barril de petróleo.

-Es decir, no faltó nada. Él, en función de todo eso que le dio, pudo haber transformado a Venezuela en algo muy diferente a lo que es hoy en día. Por lo tanto, el legado de Chávez está manchado de culpa; de acuerdo con mi experiencia, con mi análisis objetivo de los hechos y de las cosas, que han ocurrido durante todos estos años, hasta llegar hasta esta situación de grave de crisis en la que nos encontramos; culpa no sólo de Chávez sino también la de todos que hemos tenido algunas responsabilidades acá en nuestro país.

¿Cómo y en qué condiciones conoció usted a Hugo Chávez?

-No sé a cuál Chávez te refieres. Porque yo conocí al Chávez cadete; cuando entonces era oficial de planta de la Academia Militar. Conocí a Chávez alumno de las escuelas de armas; porque fui profesor de la Escuela de Blindados. Conocí a Chávez comandante, porque fue vecino, mientras yo comandaba el grupo de caballería, “Vencedor de Araure” allá en Guasdualito.

-Conocí a Chávez de subalterno; porque fue integrante de la X Brigada de Caballería que tuvo bajo mi mando. Conocí a Chávez de candidato presidencial; conocí a Chávez de presidente de la República. ¿De cuál Chávez quiere que te hable?

Bueno, al parecer usted lo acompañó en labores de organización del desaparecido partido MBR-200. ¿Qué nos puede decir al respecto?

-Entonces, tendríamos que hablar de que lo adversó por la calle de en medio Nicolás Maduro, Cilia Flores y Freddy Bernal. Porque los tres se negaban a la posibilidad de fundar el Movimiento Quinta República, que ganó las elecciones en 1998; es decir, valernos de una maquinaria electoral; porque ellos tenían metida en la cabeza a martillazos limpios la idea de que sólo se conquistaba el poder por la vía de las armas.

-De manera que ellos fueron los primeros derrotados dentro de ese propósito de lograr el alcance de una elección democrática; como la que en efecto ganó Hugo Chávez, y a pesar de haber salido derrotados, ellos son hoy en día los que detenta el poder en Venezuela; cuyas arbitrariedades nos han conducido al estado en que se encuentra nuestro pueblo: gente que tú ves que revisa en la basura para ver qué come.

-Entonces, yo había sido director ejecutivo del MBR-200. Fui jefe de campaña de Chávez para su primera elección, para su reelección, y para la aprobación de la Constitución de 1999.

¿Cómo fue su participación en la Asamblea Constituyente de 1999?

-Te puedo decir cómo fue la participación mía como presidente del antiguo Congreso de aquel momento. Yo me aparté; di un paso al lado; para que pudiera instalarse una Asamblea Constituyente como la que se convocó en ese momento; a pesar de los errores que se cometieron en esa convocatoria. Porque debemos tener en cuenta que, para la elección de los constituyentistas en el año de 1999, el partido de Hugo Chávez con el 54% de los votos metió el 96% de los constituyentistas, y la oposición con el 46% restante de los votos, apenas pudo meter cinco constituyentistas.

-De manera que el proceso constituyente de 1999 empieza mal. Pero bueno, esa es la Constitución vigente, y en función de esa Constitución vigente nosotros apelamos al artículo 71, y para el cumplimiento de todo lo que está establecido en su texto en materia de derechos humanos.

¿Cómo se prepara el movimiento constituyente para la realización de un referéndum consultivo que estaría fijado para el 24 de julio?

-En principio ha sido nuestra gran tarea dentro de la Alianza Nacional Constituyente desarrollar vías, alumbrar caminos; para poder de alguna manera resolver los graves problemas que en este momento gravitan sobre Venezuela.

-Lo primero que se muere en una revolución y en una guerra es la verdad; de forma que este gobierno, continuación del de Hugo Chávez y de errores que se han venido cometiendo en Venezuela desde épocas remotas, han conducido a que en este instante la valoración más exacta que se puede hacer del Estado venezolano es de un Estado en proceso de disolución.

-Llama mucho la atención que en un Estado en tal situación el que funge de Presidente del mismo haya apelado o echado mano a un proceso constituyente espurio a los fines de mantenerse en el poder. Ese es en este momento el clímax de la crisis que existe en nuestro país. Un gobernante que no gobierna; que ha llevado al país a la destrucción total en el área económica y en el área social, y no obstante ahora apela a un proceso constituyente; que es el área más eficaz con la que cuentan los ciudadanos para reorganizar su sociedad.

-Una sociedad que luce ante los ojos nuestros y ante los ojos del mundo como la de un país descuadernado. Ese proceso constituyente espurio; impulsado por Nicolás Maduro busca, entre otras cosas, o ganar tiempo o lavarse la cara a nivel internacional o que amanezcamos un día de estos los venezolanos con el Plan de la Patria con rango constitucional,

-De forma que quienes integramos la Alianza Nacional Constituyente nos hemos dado a la tarea de buscar soluciones. Para ello, en primer término, hemos congelado nuestra propuesta de ir a un proceso constituyente, de carácter primario, para reorganizar el país; dado que la propuesta de Maduro en este momento lo que ha hecho es confundir a los venezolanos, y perturbar, para no decir escupir, el proceso constituyente que nosotros veníamos fraguando.

-Es por ello que, después de congelar nuestra propuesta, hemos promovido; de acuerdo a lo que establece la Constitución la activación del artículo 71, de que todo aquello que sea de gran interés nacional, pueda ser sometido a la consulta de todos los venezolanos. Ese artículo 71 establece, que dicha consulta puede ser hecha por el presidente de la República; por la Asamblea Nacional o por el 10% de las firmas de los venezolanos, inscritos en el Registro Electoral Permanente.

-En ese sentido, nos hemos dado a la tarea; en primer término de ir a la Asamblea Nacional, y hacer lo necesario para sugerirle a la institución que asuma el rol para el cual la Constitución la faculta. Eso ha sido aprobado por la AN. Hemos también concurrido a la Fiscalía General de la República; con el objeto de sugerirle a la doctora Luisa Ortega Díaz que, de alguna manera, se pronuncie con respecto a la pertinencia de hacer esa consulta a nivel nacional, y la ciudadana Fiscal lo ha hecho.

-Por supuesto, hemos conversado con la mayoría de los partidos políticos existentes en Venezuela, y estamos en este momento en la búsqueda de un grueso sector de la sociedad civil; para que de manera conjunta con la AN, Fiscalía, partidos políticos podamos, antes del 26 de julio de este año hacer ese acto de consulta con una votación por parte de los venezolanos que muestre ante el país y ante el mundo que Maduro y su propuesta tienen un rechazo cercano al 80%.

-De esa manera, vamos a tener el respaldo de esa gente que marcha; de la gente que está en la calle. Porque la permanencia de la gente en la calle ha sido vital para que, efectivamente, pueda entrarse en el desarrollo de nuestra propuesta. Es así como que el 26 de julio pudiéramos mostrarle al mundo, y pudiéramos mostrarle a los venezolanos, que hay un 87% de nuestro pueblo que se declara en rebeldía; que se declara en franco rechazo a la propuesta de cambiar la Constitución, por los métodos empleados por Nicolás Maduro.

-Yo no tengo ninguna duda de que esa consulta va a arrojar ese resultado; lo que le dirá al mundo, efectivamente, que Nicolás Maduro goza del más amplio repudio a nivel nacional, y también ese acto de consulta se transformará en un plebiscito con carácter de revocatorio en contra del gobierno de Nicolás Maduro, y eso abrirá las puertas a otras acciones consecutivas; que podrán conducirnos al proceso de recuperación de Venezuela; que va a ser arduo; va a ser difícil, pero va a ser necesario y estamos absolutamente seguros que vamos a lograrlo.

¿Ustedes están seguros de que esta idea es viable? ¿Qué dicen las encuestas con respecto a su aceptación en la población?

-El referéndum lo vamos a valorar, no sólo a través de una encuesta; lo vamos a valorar a través de algo tangible; que es la votación. En este momento yo me adelanto a esa votación; para expresar que tiene el respaldo de más de un 87% de los venezolanos: el hambre, el desempleo, la carencia de medicinas, la carencia de vivienda; los graves problemas que en este momento enfrenta la sociedad venezolana, constituyen un coadyuvante definitivo para que podamos salir efectivamente de este gobierno.

-Y esa tristeza de los venezolanos se va a transformar en una amplia alegría; una vez que podamos de un modo definitivo mostrar los resultados de dicho proceso ante nuestro pueblo y ante el mundo. Porque el mundo lo sabe: las encuestas son ampliamente conocidas. Pero nosotros no queremos que esto se dilucide a través de encuestas. Nosotros queremos que esto se dilucide a través de la votación tangible, hecha por los venezolanos que se mantendrán en la calle con un propósito, como el que hemos estado definiendo en esta entrevista, que les va a permitir lograr la paz y recuperar nuestro bienestar económico y social.

Noticiero Digital

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: