Huracan_Irma_Cuba_2017(09/09/2017) El huracán Irma, el primer huracán grado 5 en golpear la isla después de casi 100 años, azotó el sábado la costa norte de Cuba.

Irma golpeó el archipiélago de Camagüey con vientos de 260 kilómetros por hora en la madrugada del sábado, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) luego de elevar la tormenta el viernes a su clasificación más poderosa.

Las escenas a lo largo de la costa centro-norte de Cuba parecen acercarse poco a poco a los horrores vividos en otras islas del Caribe azotadas por este huracán durante la última semana.

El Estado Mayor de la Defensa Civil cubana declaró fase ciclónica de “alarma” para las provincias de Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas, Camagüey, Ciego de Ávila y el municipio de Caibarien.  Lo hizo considerando que el huracán Irma, categoría 5, se está moviendo a una velocidad de 28 kilómetros por hora a lo largo de la Isla. A medida que Irma mantenga su movimiento al oeste noroeste por los mares al norte de las provincias orientales, continuará incrementándose la intensidad del viento con fuerza de tormenta tropical en la región oriental con velocidades entre 65 y 80 kilómetros por hora, hasta 100 kilómetros por hora en zonas de la costa norte, con rachas superiores, extendiéndose a la región central desde la noche de hoy.

Habrá fuertes marejadas con inundaciones costeras en el litoral norte oriental, que se extenderán a la región central donde llegarán a ser fuertes desde el final de la tarde pudiendo alcanzar la altura de las olas entre 5.0 y 8.0 metros. En el tramo de Cabo Cruz a Punta Maisí habrá marejadas con altura de las olas entre 2.0 y 3.0 metros.

El huracán de Cuba de 1924, también denominado huracán Diez, fue el primer huracán del Atlántico clasificado oficialmente como de categoría 5 en la escala de huracanes de Saffir-Simpson. Se formó el 14 de octubre de aquel año y se fue desarrollando lentamente a medida que avanzaba en dirección noroeste de la isla.

En aquel momento, los destrozos por los fuertes vientos fueron muy severos en el extremo oeste de Cuba, comparables a las del impacto de un tornado. Se reportaron daños importantes en Los Arroyos y Arroyos de Mantua. En este último pueblo, alrededor de una docena de personas murieron, 50 resultaron heridas, casi todos los edificios de la población sufrieron daños graves y hubo grandes pérdidas en los cultivos de tabaco. 

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: