Maduro_Crimenes_Lesa_Humanidad

(11/09/2017) En una declaración diplomática pero con altas implicaciones para los máximos dirigentes del régimen de Maduro, el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, afirmó este lunes que en Venezuela pueden haberse cometido “crímenes contra la humanidad” y urgió al Consejo de Derechos Humanos a abrir una investigación internacional.

“Mi investigación sugiere la posibilidad de que se puedan haber cometido crímenes contra la humanidad, algo que sólo puede ser confirmado por una investigación penal ulterior”, señaló el diplomático jordano en su discurso de apertura de la trigésima sexta sesión del Consejo de Derechos Humanos (CDH).

Zeid dijo que apoya el concepto de una Comisión nacional de la Verdad y Reconciliación, pero consideró “inadecuado” el mecanismo actual, y urgió por ello a que sea remodelado “con el apoyo y la implicación de la comunidad internacional”.

Además instó al Consejo de Derechos Humanos de la ONU a establecer una “investigación internacional” sobre las violaciones de derechos humanos en Venezuela.

El alto comisionado señaló que “hay un peligro real” de que las tensiones en el país se intensifiquen más al “machacar el Gobierno instituciones democráticas y voces críticas, incluso mediante procesos penales contra líderes opositores, el recurso a detenciones arbitrarias, el uso excesivo de la fuerza y el maltrato de detenidos, que en algunos casos equivale a tortura”.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, al verse acorralado, acusó a la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos de “mentir” y de “ofender a su país” acusándolo de graves delitos “sin tener datos y sin rigor metodológico”.

“Le exigimos al señor alto comisionado para los Derechos Humanos que cese la agresión contra Venezuela a través de informes que están plagados de mentidas, datos incomprobables, argumentos tergiversados y ofensa a nuestro país”, afirmó el canciller en una alocución ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

En paralelo, el Papa Francisco, desde Colombia en su último día de visita a ese país, dejó claro que hay una crisis humanitaria en ese país y pidió encontrar una solución a la grave crisis que afecta a los más pobres y desfavorecidos de la nación petrolera.

Con información de agencias

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: