AdrianaUrquiola_ManuelaPerez

(27/09/2017) El crimen contra la joven Adriana Urquiola, intérprete de señas del noticiero de Venevisión, conmocionó al país el domingo 23 de marzo del 2014 por la forma salvaje en que fue asesinada.

Testigos afirman que debido a las manifestaciones que había en Los Teques, Sector La Matica, Urquiola  quien tenía para entonces siete meses de embarazo, decidió bajarse del autobús donde se encontraba para caminar junto a una amiga hasta su casa.

En ese momento, un personaje siniestro y mitómano que se reveló más tarde como Yoni Bolívar decidió salir en defensa de los cuerpos de seguridad del régimen lanzando varios disparos contra los manifestantes logrando herir mortalmente a la intérprete de Venevisión. La joven  y su futuro hijo perdían la vida casi instantáneamente ese domingo de marzo.

Ese asesinato como otros 40 ocurridos en las manifestaciones de 2014 hubiera quedado impune de no ser por la valentía y temple que demostró la señora Manuela Pérez, madre de Adriana Urquiola quien a pesar del dolor que significaba la pérdida de su hija y su futuro nieto, no descansó ni un segundo hasta dar con la identidad del asesino para luego librar una batalla en todos los terrenos.

En junio del 2014 sorprendió a los medios declarando:” “Decidí romper el silencio porque me siento burlada por las autoridades venezolanas. Recuerdo claramente cuando salió la Fiscal General de la República a anunciar que Yonny Bolívar Jiménez, asesino confeso de mi niña, estaba en la lista de Interpol y era activamente buscado y todo resultó ser una farsa”. Esto lo afirmaba porque para el momento se conocía la identidad del asesino pero éste se encontraba tranquilamente deambulando por el territorio nacional.

Todavía para marzo del 2015, personas allegadas al prófugo aseguraban que Bolívar se exhibía en Barquisimeto y Margarita con camionetas de lujo y acompañado de hombres armados y algunas chicas de la farándula”.

YonnyBolivar_SusejVera

Para aquel entonces, Manuela Pérez confiaba en que Bolívar sería detenido y se haría justicia en el caso de su hija. “Esta es mi misión. Yo voy a seguir luchando para que ese hombre que es un delincuente, acostumbrado a matar y salirse con la suya, sea detenido. Esta es la única manera en que podré tener paz”, dijo.

Manuela Pérez se ha apoyado en las redes sociales y en campañas ingeniosas para exigir, a su manera y en solitario, justicia por la muerte de su hija y su nieto Alex

El 11 junio del 2014 la Interpol logró capturar a Yonny Bolívar en Colombia. A partir de ese momento a través de datos publicados por el TSJ se conoció más acerca de la identidad de este prófugo asesino. Se trataba de Yonny Eduardo Bolívar Jiménez, de nacionalidad Venezolana, mayor de edad, titular de la cédula de identidad Nº 13.160.295, nacido el 21 de Marzo de 1.977 en la ciudad de Caracas Distrito Capital, de 38 años de edad, de estado civil Soltero, de profesión u oficio Comerciante y Estudiante de Ingeniería, hijo de Rómulo Bolívar y Silena Coromoto Jiménez, residenciado en Urbanización Monte Real Avenida El Rodeo, casa N° 13 Barquisimeto Estado Lara.

Al conocer de su detención, Maduro dio declaraciones públicas para tratar de implicar como es su costumbre a la oposición en hechos delictivos. Pero la señora Manuela Pérez le ripostó a Maduro de una manera tal que obligó al mandatario a guardar silencio. Se terminante declaración fue que debe mantenerse al margen de la afirmación que Maduro pero agregó que a ella solo le consta que esa noche Yonny Bolívar “estaba armado, disparó en una guarimba y mató a mi hija”.

Una vez que Yonny Bolívar cae preso, la madre de Adriana Urquiola se convierte prácticamente en su carcelero, denunciando en algunas oportunidades que tenía un régimen especial que le permitía salir de la cárcel a placer. La flamante ministra Iris Varela terminó boqueando a la madre de Urquiola tras repetidas denuncias en Twitter del régimen especial que disfrutaba Bolívar quien además había sido funcionario de ese ministerio

En enero del 2016 se logró la primera condena para este escurridizo delincuente  a 17 años, un mes y veinte días de prisión, tras admitir su responsabilidad en el doble asesinato de Adriana Urquiola  y su bebé.

Luego de conocerse la sentencia, la Fiscal Luisa Orega Díaz informó que el Ministerio Público apelaría la decisión del tribunal que condenó a 17 años de prisión a Yonny Bolívar, por la muerte de Adriana Urquiola”. Informó que instruyó a los fiscales que apelarían la sentencia y que pedirán una pena más alta.

En mayo de ese año, la madre de Adriana Urquiola difundió una carta en la que denunciaba irregularidades en la reclusión de Yonny Bolívar, el asesino de su hija, cuyo paradero se desconoce a pesar de haber sido condenado a 17 años de cárcel. Además, relata cómo ha sido el seguimiento que le ha hecho al caso, que ha implicado una supuesta serie de traslados a distintos penales. La flamante ministra de asuntos penitenciarios debió romper el mutismo respecto al caso para afirmar que Bolívar estaba en una cárcel de máxima seguridad.

En esta larga lucha librada por la madre de Adriana Urquiola, finalmente se llega una nueva sentencia. Esta vez de 27 años y seis meses. Diez años más que la sentencia inicial gracias a la apelación que hiciera el Ministerio Público debido a la lucha incansable de esta valiente mujer que hizo posible que se hiciera justicia en su caso.

Sin duda que la historia aquí narrada describe muy por encima los hechos que debió vivir la señora Manuela Pérez. Nada imaginable para muchos de nosotros pero a pesar de las omisiones, no nos queda más que decir ¡VALIENTE!

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: