Candidatos_del_hambre

(15/10/2017) El diario El País de España, publicó esta semana un reportaje sobre las elecciones de gobernadores en Venezuela. Lo más resaltante de este escrito, es lo referente a la estrategia de los candidatos del régimen en intentar alejarse de la figura de su presidente.

En anteriores contiendas, tanto regionales como parlamentarias nacionales, el caudillo del régimen era un portaaviones para los candidatos oficialistas. En estas elecciones, el actual mandatario del régimen se ha convertido en un sub-marino, con capacidad para hundir las aspiraciones de sus camaradas.

Lo cierto es que los candidatos del régimen son tan culpables de la grave crisis humanitaria que atenaza a nuestra población, como lo han sido los dos altos jerarcas de la revolución. Su tragedia es que por más que quieran diferenciarse de su gobierno y de su partido, la sabiduría popular los ha “bautizado” con el nombre de Los Candidatos del Hambre, porque la población sabe que todos ellos son corresponsables del desastre en que han convertido a nuestro país.

Para muestra “un botón”, en este caso “dos botones”. El candidato del régimen para el Estado Anzoátegui, luego de solventar sus pequeñas diferencias con el caudillo del régimen, se “enchufó” y prácticamente ha transitado por casi todos los cargos tanto a nivel ejecutivo como electivo gracias al PSUV. El candidato del Estado Aragua, es uno de los responsables directos del aberrante manejo económico del régimen. También es responsable de la aplicación del paquete neoliberal más despiadado que ha podido padecer país alguno: someter a nuestra población a padecer una escasez de todos los bienes y servicios, para pagar la elevada deuda pública, contraída cuando contábamos con los ingresos más elevados que ha tenido nuestro país.

El contraste con los Candidatos del Hambre, son los candidatos de la alternativa democrática, escogidos casi en su totalidad en elecciones primarias universales. En todos nuestros candidatos existe una marcada preocupación y sensibilidad y también la capacidad, para desde el poder regional, diseñar  y aplicar políticas públicas tendientes a solucionar en sus regiones la grave crisis humanitaria que está azotando a nuestra población.

Podemos hablar de cada uno de los 23 candidatos demócratas, futuros gobernadores de sus estados, pero sería abusar de la oportunidad que me brinda este medio de comunicación, de exponerles nuestra opinión todas las semanas. Sin embargo podemos señalar el interés de Carlos Andrés González, nuestro candidato del Estado Trujillo, por salvar el sector agroalimentario de su estado. Él está convencido que Trujillo es una de las regiones, con capacidad para producir frutales, hortalizas y leche con razas de alta producción, para abastecer su estado y parte del país. El futuro gobernador de Trujillo, cree que cuando se solucione la escasez en nuestro país, tiene proyectado trabajar incansablemente, para lograr la reactivación del puerto de La Ceiba, y desde allí, poder exportar frutas y hortalizas hacia las islas del caribe. Carlos Andrés, es Veterinario con Master en Planificación Regional.

María Beatriz Martinez, nuestra candidata del Estado Portuguesa, propone devolverle a nuestro país la capacidad de producir alimentos, que en los gobiernos democráticos tenía su estado. La propuesta es que Portuguesa se convierta nuevamente en el granero de Venezuela, para ello hará equipo con los sectores productivos, académicos y con los agrotécnicos. Allí piensa aplicar un modelo productivo que permita organizar a todos estos sectores para la producción de azúcar, maíz, arroz, caraotas, frijoles, ajonjolí y girasol.

Por su parte, Laidy Gómez  nuestra aspirante en el Estado Táchira, promete trabajar por la recuperación de las áreas productivas, la vialidad agrícola y mejorar los problemas de  alimentación en las escuelas estadales. También ofrece trabajar para que los productores agropecuarios, puedan continuar con sus actividades que le permitan llevar la comida a la mesa de los venezolanos.

Los candidatos de la alternativa democrática, son una bocanada de aire fresco para su sofocada población, abatida por la miseria, el hambre, la inseguridad y la corrupción en que la han sumido los gobernadores del hambre, en conchupancia con el régimen central.

Por Fernando Camino en La Patilla

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: