robert_mugabe

(21/10/2017) Robert Mugabe, el presidente más longevo del mundo con 92 años, que pasó de ser un héroe de la liberación de Zimbabue a un criminal de Estado, vuelve a la palestra pública al ser designado esta sábado como embajador de buena voluntad por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tal nombramiento ha causado consternación mundial al punto que el Gobierno británico calificó este sábado de “sorprendente y decepcionante” el nombramiento del presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, como “embajador de buena voluntad” de la OMS.

Las declaraciones fueron hechas por un portavoz del Ejecutivo de Londres en base al historial del régimen de Mugabe de abusos cometidos contra los derechos humanos.

“El nombramiento del presidente Mugabe es sorprendente y decepcionante, en particular a raíz de las actuales sanciones que hay contra él por parte de Estados Unidos y la Unión Europea (UE)”, apuntó el portavoz británico.

La misma fuente agregó que “pese a que Mugabe no desempeñará un papel ejecutivo, su nombramiento pone en riesgo ensombrecer el trabajo llevado a cabo a nivel global por la OMS sobre enfermedades crónicas”.

Breve historia de Mugabe

Mugabe ha sido catalogado como “la antítesis de Nelson Mandela”, porque prefirió el odio y la división en Zimbabue en lugar de llamar a la paz y la reconciliación, características que sí experimentó Sudáfrica luego del también terrible y despreciable régimen del Apartheid.

Desde 1980 fungió como Primer Ministro de su país, siendo el primero en ocupar este puesto, luego de una intensa actividad guerrillera que perseguía y logró la Independencia de la llamada Rhodesia del Sur; 7 años después, un 31 de diciembre, Mugabe se imponía en la jefatura de Estado y Gobierno luego de una Reforma Constitucional impulsada por él mismo, reforma que eliminaba el cargo de Primer Ministro y refundaba a Rhodesia-Zimbabue con el nombre de “Zimbabue”.

Envuelto en serios casos de crímenes tales como fosas comunes, Mugabe se somete a unas elecciones en 1990, las primeras que recibieron severas denuncias de fraude a nivel nacional e internacional debido a que su contendiente en las mismas, Edgar Tekere, obtuvo sólo el 16% de los votos, en un ambiente de gran impopularidad para quien actualmente es el tirano más longevo del planeta; Mugabe instauraba así un terrible régimen de represión y miedo que se mantiene en el tiempo a pesar de jamás haber sido suspendida alguna elección presidencial (lo que se suma a los hechos que ratifican la siguiente frase, presente en todos los libros de Ciencia Política: una tiranía no sólo se impone por la fuerza, también puede mantenerse a través de apoyo popular, sea este legítimo o no).

En el marco de una terrible crisis económica causada por la corrupción que comenzó en el país en 1998, Mugabe impone en el año 2000 una reforma agraria que consistía en expropiar, en la práctica ocupando de manera violenta los campos, todas las tierras de granjeros de origen inglés, anunciando luego que debían dejar el país o serían ejecutados; esta acción sólo profundizó la crisis, y comenzaría la etapa que ha vuelto a este país famoso en el planeta: la espiral inflacionaria más descontrolada de todos los tiempos, llegando la inflación a la abrumadora cifra de 11.200.000% (once millones doscientos mil porciento), el Banco Central de Zimbabue procedió a imprimir billetes de 100 trillones de dólares zimbabuenses, los cuales no alcanzan para comprar un café o una manzana… en la actualidad, con una economía parcialmente dolarizada, los pocos zimbabuenses con empleo formal (en un país con 60% de desempleo) son pagados diariamente y deben decidir si darle de comer a sus hijos o transladarse en transporte público a su trabajo.

Las elecciones del 20 de marzo de 2008, las que evidenciaron la mayor guerra sucia por parte del régimen hacia la oposición y la violencia desenfrenada más impactante en las calles, las ganaba el Movimiento por el Cambio Democrático o MDC por sus siglas en inglés, con el 47,9% de los votos frente al 42 obtenido por el ZANU-FP, el partido de Robert Mugabe… en medio de la alegría de un pueblo que creía haber logrado su definitiva Libertad, el gobierno, en uno de los más grandes actos de cinismo, llamó a segunda vuelta electoral, causando la furia de la oposición quien se manifestó en enérgicas protestas calladas por la violencia producida por grupos armados financiados por el régimen, Robert Mugabe decidía así quedarse otro período presidencial más, sin embargo, hubo serios llamados de atención por parte de la Unión Europea quienes establecieron mesas de diálogo llegando al acuerdo de que Tsvangirai, aún líder de la oposición y candidato ganador, podría ocupar el cargo de Primer Ministro, a pesar de estar abolido desde 1987.

El régimen llama a nuevas elecciones el 31 de julio de 2013, las cuales, en medio de más denuncias de fraude, gana el ZANU-FP y mantiene a Mugabe, de 89 años, aferrado al poder por otro período en el que incluso él mismo espera su muerte, puede decirse que con ansias, ya que si muere en el poder no será juzgado por sus innumerables crímenes.

Estados Unidos y la Unión Europea han tomado medidas como serias sanciones económicas para Zimbabue, intentando expulsar de alguna manera la cruenta tiranía de Mugabe; recientemente Thabo Mbeki, Expresidente de Sudáfrica, declaró que Tony Blair, para el momento de la presunta propuesta Premier inglés, le había contactado con el fin de idear un plan para derrocar a Robert Mugabe, negándose el primero.

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: