venezuela-crisis

(22/10/2017) El FMI no es una institución que se haya cubierto de gloria durante sus años de existencia, pero nadie pone en duda de que hay allí una buena cantidad de datos, estadísticas e informaciones sobre la economía mundial. Sus proyecciones y mediciones sobre los niveles que alcanzará el PIB de cada país son, por lo tanto, necesariamente tomadas en cuenta por los agentes económicos que se desempeñan a nivel de los gobiernos y/o de las grandes corporaciones financieras internacionales.

En los primeros días de octubre el FMI publicó sus proyecciones sobre cuanto serán los niveles con que cerrarán este año las economías de los principales países del mundo, así como los niveles que alcanzará el PIB de los mismos en el próximo año.

En dichas proyecciones se visualiza que Venezuela cerrará el año 2017 con una caída del PIB del 12.0 %, con relación al nivel que había alcanzado en el año anterior. Pero resulta que el año anterior, es decir, el 2016, el PIB había caído en un 12.6% con relación al 2015. Y en el año 2015, el PIB había caído en un 7 % con relación al 2014. Y lo peor, es que para el próximo año, 2018, el pronóstico es que la economía venezolana siga decreciendo.

Si resulta cierto el pronóstico del FMI de que en el año 2018 Venezuela decrecerá en un 6 % con relación al 2017, entonces a fines del año 2018 estaremos aproximadamente un 40 % peor que lo que estábamos en el año 2014.

Es decir, cada año caemos más y más con relación al año anterior, Cada año estamos peor. El común de los empresarios no cierran las puertas de sus empresas y se dedican a esperar pacientemente que las cosas cambien para volverlas a abrir. Lo más corriente – sobre todo cuando la crisis se prologa durante varios años- es que el capital financiero, el capital humano y el capital físico se destruyan o se vayan del país, lo cual implica que la crisis actual destruye en forma brutal el patrimonio productivo de Venezuela.

Esta situación es única en América y en el mundo. En toda la América, de polo a polo, Venezuela es el único país que presenta un cuadro de esta naturaleza. Los países petroleros, tales como Ecuador, Colombia y México, crecerán durante el presente año. También lo harán los países del Mercosur y los países de la Alianza del Pacífico. Y los países de Centroamérica y los del Caribe. Ni siquiera los países azotados por los huracanes presentan un cuadro tan dramático como el que presenta Venezuela.

Se suele decir que si uno hace lo mismo varias veces, siempre obtendrá el mismo resultado. Si los resultados son malos, la única forma de que cambien es hacer las cosas en forma diferente. Si nos referimos a los malos resultados económicos del país la única posibilidad de que estos cambien es que cambie la política económica que los origina. De Perogrullo.

Por Sergio Arancibia en Tal Cual

¿Tienes algún comentario? Hazlo a continuación: